Domingo 11/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

Reabrir la Comisión del 11-M

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Últimamente parece que, el ruido de otras cuestiones o el silencio calculado sobre el 11-M, han desplazado de su lugar las investigaciones sobre la verdad del mayor atentado terrorista sufrido en España desde nuestra triste Guerra Civil. La prensa, salvo excepciones, también ha enmudecido, siguiendo los dictados de la "actualidad". Nosotros, las víctimas tenemos una actualidad más permanente de aquel atentado, agravada si cabe con la fecha de hoy que supone dieciocho meses sin nuestros seres queridos. Hoy, inevitablemente, intentamos reconstruir los hechos desde años antes del mismo: Nos vienen a la mente las confidencias de "Cartagena", nos vienen a la mente las informaciones sobre la planificación del crimen, el tráfico de explosivos, la preparación de las mochilas, la vigilancia de la casa de Morata de Tajuña, los días del desastre y las actitudes buenas, malas y regulares o indiferentes de la sociedad conmocionada. Después, solo tres días después, elegimos a nuestros representantes políticos. Todos queríamos saber la verdad, teníamos la esperanza de descubrirla, el deseo de justicia, que no de venganza, pero... Han pasado diecinueve meses y el olvido de la sociedad y de los políticos nos va sumiendo -a las víctimas- en un mar de tristeza. Parece que las evidencias iniciales sobre las motivaciones de los criminales y sobre las pistas de sus huellas, no se confirman. Parece que las distintas vías para conocer la verdad no se quieren seguir. La prensa "oficial" enmudeció sobre lo que se ha dado en llamar "trama asturiana", "inmolados en Leganés", "Taller de Morata", "trama siria", "ascendidos y no depurados políticamente", "militantes conectados con implicados" etc. El juez del Olmo suponemos que sigue realizando su trabajo, eso sí, con algunas ocultaciones y reticencias, por parte de los gobernantes, a suministrar la información que, en cualquier país democrático sería un puro trámite. La Comisión de Investigación sobre el 11-M, hizo como el Guadiana, apareció y se ocultó; pero a la vez nos ocultó la verdad a los que votamos a sus señorías para representarnos en el Parlamento. No nos parece una actitud democrática que, aquellos a los que elegimos para saber la verdad y hacer JUSTICIA, se olviden de sus electores y se apresuren a hacer todo lo contrario: Ocultar las huellas del crimen. ¿A quién representan nuestros elegidos? En la comparecencia ante la Comisión Parlamentaria de los Sres. Aznar y Rodríguez Zapatero, se habló de crear una Comisión Independiente de investigación ¿dónde está?¿qué ha investigado? Creemos, y con nosotros la inmensa mayoría de los ciudadanos que elegimos a los diputados, que han cometido un fraude con la confianza que en ellos depositamos el 14-M. Ellos no han cumplido con su deber ni con las promesas que nos hicieron. Por lo tanto exigimos la reapertura de la citada comisión, pero con condiciones. Las víctimas y las personas independientes que iban a participar en la Comisión no creada, podríamos ser componentes que ayudaran al esclarecimiento de las responsabilidades políticas, así como los garantes de que el Proceso Judicial se lleva a cabo sin trabas por parte de los posibles no interesados en su limpieza democrática. Solo rectificando los errores, la sociedad española demostrará que es una sociedad libre y madura. La persistencia en actitudes de ocultación de la realidad, no ayuda mas que a aumentar nuestra desconfianza en los que las promueven, y lo que es mas grave, a legitimar nuestra sospecha de los que la practican.

·Publicidad·
·Publicidad·