Viernes 30/09/2016. Actualizado 14:26h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

Récord Guinness

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Era la noche propicia, el rival propicio y la situación propicia. Todo lo propicio que se puede pretender para que, con mas o menos 98.000 carteles, se dibujara un mural en las gradas del Camp Nou y con ello batir el record Guinness, no se si de los carteles, de los murales o de todo en conjunto. Tampoco sé si ese récord se logró.

 

El que si me consta que fue batido y quedará para los anales de la historia del barcelonismo, en el bien entendido de que no existe intención de atacar ni al F.C. Barcelona ni a su afición, ha sido el del aldeanismo y la estupidez de los de siempre, con una pancarta gigante en la que se leía "Catalonia is not Spain", pancarta que la televisión pública catalana ha procurado, con su torticera y apestante tendenciosidad, dedicarle un generoso y prolongado primer plano.

 

Y eso coincidente, día arriba, día abajo, con las fechas en las que los principales impulsores de esa máxima pancarteada - los ultra-catalanistas de ERC - han sometido la autoridad del gobierno de España, a sus condicionamientos para aprobar los nuevos Presupuestos, en una ridícula claudicación de "el rey de la selva" que, tal vez por la lejanía de las antípodas, confunde a Bambi con Tarzán (mas o menos todos tenemos identificado el papel de Jane, pero nos quedan dudas respecto a quien atribuir el de la mona Chita).

 

Y eso es coincidente, día abajo, día arriba, con la sospecha de que, el jefe de los impulsores de la máxima pancarteada - Carod, mas sus acólitos Huguet, Ridao y Portabella, en unión de sus correligionarios y amigos de Batasuna/ETA - pueda tener cuentas en bancos suizos, sobre cuyos orígenes y finalidades nos suceda igual que con los personajes de Jane y la mona Chita.

 

Y eso es coincidente, día abajo, día arriba, con el conocimiento de que ZP ha estado ocultando que el Presidente Bush ni le ha llamado, ni le llama, ni le llamará, habiéndose limitado, tan sólo, a una escueta carta de cortesía en correspondencia al telegrama de felicitación.

 

Y eso es coincidente, día abajo, día arriba, con el descubrimiento - para algunos, pues otros muchos ya estábamos en ello - de que la comisión del 11-M acaba de empezar y que todo lo practicado e "investigado" hasta ahora por parte del Gobierno, era una pura patraña. Y eso es coincidente… ¿para qué seguir si no está en mi ánimo batir el récord de coincidencias?