Domingo 04/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

El Rey y el Rey

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El texto infantil "El Rey y el Rey" abre un debate en EE.UU. sobre los libros a los que los niños pueden acceder en las bibliotecas públicas referente a la homosexualidad. El controvertido cuento trata de un príncipe que se enamora de una persona del mismo sexo. Sirviendo esto, como introducción a la pretensión de modificar la Constitución española por no discriminar por sexo en materia de sucesión a la corona, de llevarse a la realidad esta historia el tema puede ser de drama histórico.

 

La corona ya ha dicho que no tiene prisa en semejante modificación. El sucesor legítimo, don Felipe, no muestra preocupación alguna. La herencia efectiva de esta tercera generación puede ocurrir en lontanza, puesto que muchos sucesos trascendentales pueden ocurrir hasta que llegue ese momento. Las intenciones de modificar la Constitución, no tienen otro fin pues, que desvirtuar y acaparar poderes por parte de quienes el pueblo se lo delega. No hay prisa alguna a modificar, que no sean aspectos que efectivamente le preocupen a los ciudadanos.

 

Uno de ellos, es la anular la capacidad tanto del legislador como de los que aplican las leyes, para que la proporcionalidad crimen-pena al contrario de que sucede ahora sea efectiva. Si la Constitución dicen que contempla la reinserción del convicto, primero que cumpla con la pena el daño inflingido, que nunca podrá resarcir a la víctima.

 

Segundo que las penas sean proporcionales a los daños, y se cumplan. Un roba-gallinas está tanto tiempo en prisión como el de los veinticinco asesinatos. Una vez ultimado los dos anteriores, que existan los adecuados mecanismos de reinserción de utilidad para la sociedad.

 

Como este y otros aspectos que realmente preocupan a los ciudadanos podrá preguntársenos por modificar la Constitución. Para lo que ahora están planteando, que sólo le interesa a los políticos electos, para sus cábalas y control del poder, tan sólo recordarles el fracaso de las elecciones al tratado europeo. La sociedad ya está manifestándose por velar por sus valores y principios, muy por encima de los intereses de los partidos.

·Publicidad·
·Publicidad·