Domingo 11/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

Socialistas respetuosos con la familia

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Lleva razón la socialista Mercedes Aroz, senadora por Barcelona. Ella, como el gallego Paco Vázquez, el extremeño Ibarra, etc.,  es una de las mentes claras y sensatas del socialismo español, de quienes esperamos nos saquen del embrollo en que nos ha metido Zapatero y sus adláteres. En la misma línea del socialista francés Lionel Jospin, del Consejo de Estado y del CGPJ, dice la senadora Aroz que “la nueva ley va más allá de equiparar uniones homosexuales y matrimonio, ya que propone cambiar la esencia de la institución matrimonial basada en la ley natural y civil (...) y esta alteración del matrimonio implica debilitar la institución más importante de la sociedad. Y no parece que convenga a la sociedad en su conjunto que se debiliten instituciones jurídicamente consolidadas que son su propio cimiento”. Se lamenta la citada senadora de que “en una Ley de esta trascendencia no se haya propiciado un gran consenso parlamentario y que se haya creado una situación de fuerte división social, desoyendo la posición contraria de millones de ciudadanos españoles representados por otros partidos políticos democráticos y expresada también a través de asociaciones e instituciones”.

Con respecto a la adopción señala que “no hay estudios concluyentes sobre los efectos para el desarrollo armónico de los niños en parejas del mismo sexo” y que, “por tanto, ante la duda hay que inclinarse por anteponer los derechos de los menores...” Yo, que no soy política pero sí profesora y psicopedagoga, veo muy veraces en este punto, las afirmaciones del psiquiatra Juan José López-Ibor: “Un niño adoptado por una pareja homosexual entrará necesariamente en conflicto en sus relaciones con otros niños (...). Este ensayo con los niños repercutirá en su personalidad: creará frustración y agresividad”.

 

Lamento los errores de Zapatero, mayores en un solo año, a los de Felipe González en muchos.

 

Con respecto al Partido Popular, he de decir  que no entiendo su tardanza en presentar la inconstitucionalidad de la ley del matrimonio, como prometieron. Ponerse en cabeza de la gran Manifestación del pueblo por la familia y cruzarse luego de brazos, ¿no podrá hacer que muchos le retiren su confianza. Esperemos que no se duerman en los laureles.

·Publicidad·
·Publicidad·