Lunes 26/09/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

Sociedad hedonista contra el progreso

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Señor director: Sociedad hedonista y egoísta es el tipo de sociedad que impera hoy en día más que otra cosa. Como ha escrito Cayetano Burgos, en el Ideal de Granada. Los mil casos pendientes de divorcio anuales de esta u otra provincia, los ya divorciados, son una prueba de ello. Escribe el señor Burgos: “Ya sería bueno en esta sociedad en la que estamos corriendo, ¿no sé hacia dónde?, pues perdida la visión de Dios se pierde todo, en el que la política se hace no para la familia, sino contra la familia y el individuo, que no sabe ver los peligros que le esperan, pues una sociedad hedonista y egoísta, en la que el materialismo campa a sus anchas, nos llevará al caos.

Los mil divorcios anuales en Granada pendientes, son un semillero de hijos desgraciados que pronto en su amargura llenarán la sociedad granadina, en una visión de la vida sin horizontes y sin moral, que camina a su propia destrucción. Pero aún queda mucha gente buena y sensata, y jóvenes responsables que tienen la dura tarea de levantar esta sociedad del suelo, ya que sin ideales, esperanza y bien, no se puede vivir. Si se deja a Dios a un lado ¿mala cosa!, y nos convertimos en una sociedad de consumo, lamentaremos lo que hemos permitido que se haga”.

 

Yo admiro a los matrimonios que duran por sus hijos, que se superan día a día, que tratan de vivir con coherencia cara a Dios y a los demás, y que llegan a celebrar sus bodas de plata, sus bodas de oro, con sus familiares, sus amigos. Ese durar les ha costado vencerse a ellos mismos día a día por su familia, por sus compromisos. Esto es lo que genera progreso y bienestar en los hijos y en los demás.