Domingo 04/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

¿Está el Sr. Rajoy a la altura de las circunstancias?

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Ortega y Gasset nos dejó escrito en sus Meditaciones del Quijote: “Yo soy yo y mi circunstancia y si no la salvo a ella no me salvo yo”. Esta práctica, profunda y comprometedora reflexión viene a cuento especialmente. Y es que considero muy acertada la determinación de Mariano Rajoy para adelantar el Congreso Nacional del PP al próximo mes de junio y presentarse él mismo a la reelección, con un equipo renovado que trabaje para ganar las próximas elecciones generales.

Sería más fácil huir, desvanecerse o buscar corrientes favorables. Pues no, viva la sana tozudez, la disponibilidad para servir sin cálculos cómodos o egoístas, dar el buen fruto de una sabia cultura del esfuerzo, aunque pueda ser recriminado por algunos.

El caso es que, de las candidaturas presentadas en ese Congreso, serán elegidos, mediante sistema de voto mayoritario a una sola vuelta, aquellos que vayan a ostentar las funciones de dirección en el PP. O sea, que el presidente del PP inicia la buena tradición democrática de competir con otros líderes de su partido. Opino que es una respetabilísima manera de recomenzar y cerrar filas para conseguir los 800.000 votos que le faltan para superar al PSOE-PSC-PSE y formar gobierno dentro de cuatro años. ¡A qué tanto escándalo!

Al margen de los chichisbeos políticos, la noticia es esta determinación de Mariano Rajoy de seguir liderando el PP, mediante un procedimiento que ya no será excepcional y puede ser, definitivamente, el más adecuado para un partido moderno de centro-derecha.

Como experiencia no le falta, tiene los mejores datos, de primera mano, Mariano Rajoy podrá organizar una paciente y eficaz oposición. Es más, estará más libre para proponer una sensata alternancia en el gobierno de España, asunto que, visto lo visto, no debería causar tantos traumas y prejuicios. Creo que será una ocasión para evitar una política gubernamental demasiado politizada, poco útil para las personas.

Además, todos los que trabajen en la oposición, si quieren servir de verdad al bien común, han de poder tener unos firmes principios para la reflexión, criterio para juzgar las acciones del gobierno y una hoja de ruta muy clara para progresar en la sintonía con las necesidades de todos los ciudadanos. 

Es aquí donde creo que Mariano Rajoy puede favorecer tanto el planteamiento correcto de los problemas de la sociedad que vaya a hacer el gobierno, como las soluciones mejores, consensos incluidos. Esperemos que el Sr. Zapatero no vuelva a ningunear a 10 millones de votantes.

Por otra parte, seguro que el líder de la oposición ve como objetivo a corto plazo y primordial, mantener unido al PP; es éste un principio básico para poder presentarse con posibilidades de gobernar dentro de cuatro años. Pues que el Sr. Rajoy acierte en el equipo que le acompañe en estos nuevos tiempos, sabiendo que sólo 800.000 votos le han separado del PSOE. 

“Aunque me cueste, aunque no pueda, aunque reviente, aunque me muera”, decía Santa Teresa en momentos de gran contradicción. Estar a la altura de las circunstancias, dice el Sr. Rajoy. ¡Pues eso!  

·Publicidad·
·Publicidad·