Sábado 10/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

La TDT no arranca

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Más canales digitales no se ha traducido en una mayor calidad del producto televisivo. Ninguno de los programas ofrecidos por la TDT se ha colocado entre los de mayor audiencia.

La sociedad española se adentra en el nuevo mundo de la televisión digital. El apagón analógico está previsto para dentro de tres año. En 2010, los españoles empezarán a vivir en la sociedad de la información, donde todo será diferente, gracias a la interactividad.

El gobierno decidió en 2005 acelerar la entrada de la televisión digital terrestre (TDT), gratuita y con varias docenas de canales. Pero la TDT camina con lentitud. Perspectivas del mundo de la comunicación (mayo-junio), revista editada por la Facultad de Comunicación de la Universidad de Navarra, revela que, tras una eufórica recepción materializada en un millón de televisores con TDT incorporados vendidos en estas Navidades, los nuevos usuarios se han detenido: en octubre de 2006 solo 3,5 millones de hogares (el 25 por ciento de la población) tenían acceso a la TDT. Lo que significaba una implantación del 14 por ciento. En enero de 2007, la audiencia de la TDT es del 4,5 por ciento. Ofrece 20 canales nacionales en abierto, más los propios de comunidades autónomas.

Si hay más canales, las imágenes se ven y oyen mucho mejor, ¿por qué este fracaso? Para muchos consumidores, la TDT no es una novedad importante; para otros es cuestión de dificultades técnicas; otros afirman estar satisfechos con la vieja televisión analógica. El resultado económico es que los consumidores se muestran remisos a pagar no menos de 600 euros por un televisor TDT.

Aparte de estos importantes problemas. Lo cierto es que más canales digitales no se ha traducido en una mayor calidad del producto televisivo. Ninguno de los programas ofrecidos por la TDT se ha colocado entre los de mayor audiencia. Y, además, la interactividad española es muy pobre con respecto a las posibilidades que tiene el medio. Existe, también, incertidumbre sobre el reparto de los ingresos publicitarios con una más amplia oferta de canales. La entrada de La Sexta y Cuatro ya ha afectado a la audiencia de TVE, que ha perdido un 5 por ciento de share en tres años.

·Publicidad·
·Publicidad·