Jueves 08/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

Tiranía lingüística, también en valencia

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La derechorra y la izquierduza están, sin lugar a dudas, destruyendo España ante la pasividad letal de un pueblo de capones.

La derechorra y la izquierduza están, sin lugar a dudas, destruyendo España ante la pasividad letal de un pueblo de capones.   Lógicamente, hacen y deshacen a placer, manipulando y destruyendo al pueblo que parasitan, con la tranquilidad de que ese mismo pueblo, paralizado por la tontería generalizada, no va a levantar un dedo en defensa de su propia libertad, de su propio derecho, de su propia vida.   Marean la perdiz en un sentido o en otro, distrayendo la poca atención que el españolito de a pie es capaz de generar, con la única idea de que un sector del mismo culpe a un partido determinado, mientras el partido beneficiario está realizando exactamente lo mismo con otro sector de la población. Lo importante es esclavizar a la totalidad. En eso coinciden.   Así, mientras protestan por la tiranía lingüística impuesta en Cataluña por unos; tiranía con la que en otros tiempos colaboraron desinteresadamente, aplican la misma tiranía, por ejemplo, en la Comunidad Valenciana, donde gobiernan casi en exclusiva.   Contra toda lógica humanística, el PP erradica, inmisericorde, el idioma español en las aulas valencianas. Realiza propagandas, costeadas por el dinero de todos los españoles, manifiestamente contrarias a lo español, y hasta cuando se genera una nota a la escuela excusando la asistencia de un alumno, la rechazan, enviando en su lugar una notificación institucionalizada, contraria a todo derecho; contraria hasta al derecho por ellos mismos generado, impuesto, y que naturalmente va exclusivamente en valenciano.   Con ello pretenden, además, atacar la familia, que se ve envuelta en una refriega cuando los padres se niegan a admitir el signo de tiranía y reivindican su derecho a utilizar el idioma español.   Esa es muestra de la libertad que padecemos los españoles. Pero no pasa nada. Existiendo la televisión...