Domingo 11/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

Vena totalitaria y medios de comunicación

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Alguien dijo alguna vez que el pueblo que olvida su historia está condenado a repetirla.

Señor director: son muchos los años de juventud acumulada los que cuento y, gracias a Dios, el señor Alzheimer todavía no me ha visitado, por eso tengo memoria de nuestra reciente historia y, cuando el 14M de 2004, me enteré del resultado de las elecciones, me dije, ¡tate Feliciano! Ya tenemos el borrico en la linde, a poco que nos descuidemos, se está comiendo el trigo y revolcándose en él. No sé quien, ni cuando, ni donde, pero alguien dijo alguna vez que el pueblo que olvida su historia está condenado a repetirla, pues en ello estamos, recuerdo algunos acontecimientos de la primera pasada por la izquierda, que en su vena totalitaria, se afanó en controlar, dominar y guiar los recursos económicos y, los medios de comunicación. Lo primero que hizo el "Felipismo" fue, al grito de "to pal pueblo" expropiar Rumasa, y repartirla entre los amigos, quizá por que estos eran más pueblo que los demás. Una de las primeras cosas que intentó el gobierno por accidente, del señor ZP, fue apoderarse del BBVA, pero les salio rana, gracias a don Francisco González y, ahora lo están intentando con ENDESA, haber si con suerte el Pizarro consigue que les salga el tiro por la culata. Con Felipe González se cerró Antena 3 de Radio y el diario Alcázar, hoy se intenta acallar la voz de los pocos medios que escapan del control progresista (¿es progresista Polanco?) y a su buque insignia, la COPE, pero me da en la nariz que ni Jiménez Losantos, ni Cesar Vidal, ni Cristina se van a dejar poner un esparadrapo en la boca, tampoco imagino algunos periodistas de LA RAZÓN, del MUNDO, de El Confidencial Digital y un corto etc. escribiendo al dictado de la Moncloa, cualquiera que sea su inquilino.

·Publicidad·
·Publicidad·