Domingo 04/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

¿Zapatero en Europa?

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Ni en momentos de crisis con el no de Francia y Holanda, y el aplazamiento "sine die" de la Gran Bretaña a la Constitución Europea, el reconocimiento de la indiscutible autoridad del eje París-Berlín ha quedado bajo mínimos, llegando a ser, los mandatarios Chirac y Schroeder, discutidos en sus propios países, sólo Blair parece seguir fuerte, tal vez sea por eso que el pasado fin de semana se ha producido en la órbita del gobierno socialista, hay que admitirlo, una reacción rauda y concertada para aliviar el trance y revolcar las circunstancias y figuras de la crisis.

 

Han querido dar una imagen de "No hay que dramatizar". "Los grandes proyectos están por encima de las dificultades". "La construcción europea es imparable", y aquí está España, sin ir más lejos, para tirar con arrojo del proceso de la unión política bajo el liderazgo del nuevo eje hispano-español, esculpido en torno a la figura señera de Zapatero, que para eso es el único que supera todas las pruebas y goza de la claridad de ideas precisa para pilotar este delicado momento histórico en Europa.

 

Y, aunque parezca que del fracaso de Francia todo son ventajas para España. Con una astucia fría y calculadora, Zapatero se sacudió en dos tardes a sus entrañables socios del eje franco-alemán para ser el nuevo y único eje conductor europeo, muy por encima de las veleidades sobre el relevo que algunos asignan al inglés Tony Blair, azorado como Bush por las Azores.

 

En esta situación algunos han querido ver en Zapatero el eje emergente de Europa. No obstante esta ilusión se ha quedado en nada, la minicumbre Francia-Alemania-Gran Bretaña, a la que no han invitado a España, parece que lo del eje Zapatero ha quedado en un espejismo, y una vez más se demuestra que hasta en momentos de crisis los nuevos amigos prescinden de nuestro presidente.

·Publicidad·
·Publicidad·