Martes 17/10/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

Los ateos, fuera del armario

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Ahora va a resultar que Dios, la vida eterna y el infierno no existen, y la nueva religión consiste en el cultivo de la salud y la belleza.  Eso es lo que afirman algunos periodistas en un arranque de frivolidad a raíz de la campaña atea que se pasea por Europa. Si bien ciencia y religión deben de colaborar en el desarrollo total del hombre, el cuerpo, llamado a aparejarse indefectiblemente con la tumba, es ya un objeto de culto salido de madre y el alma, arrinconada en el micro y macrocosmos social, languidece por falta de alimento y mugre, olvidada de sus coloquios amorosos con Dios.

La teología pauta el comportamiento humano de acuerdo con su trascendencia y destino dual y excluyente: cielo e infierno, apoyada en testigos seculares o recientes, como los estadounidenses Bill Wiese y Mary Baxter. Los ateos, simplemente, no aportan nada que valga la pena.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·