Lunes 05/12/2016. Actualizado 16:38h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

17 autonomías por múltiples ciudadanías

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El argumento de la ministra Cabrera de por qué la prueba infalible de que Educación para la Ciudadanía (EpC) no es una imposición del Gobierno por ser aceptada por lo colegios católicos, supone un desconocimiento o desviación interpretativa de los estatutos de su partido, nacional y federado.

Si en Navarra acatan contra su voluntad los designios interesados de Zapatero de no pactar con el independentismo; qué es lo que entiende Cabrera por imposición cuando la Junta aragonesa -gobernada por su partido- amenaza a los colegios concertados con perder la subvención su se oponen a impartir la EpC.

Es el juego de las competencias, que se adaptan siempre al fin pretendido por el político. Y es que no es de recibo que una asignatura cuyos textos esquivan o ahondan, desde la adaptación -según ella- a la visión cristiana a la interpretación anticapitalista del castrismo y el populismo de Higo Chávez, sean una visión unitaria y coherente de qué es la ciudadanía.

17 autonomías con múltiples interpretaciones de la EpC es un auténtico galimatías, que aunque existiera un texto que se adaptara al derecho constitucional que corresponde a los padres para educar moralmente a sus hijos, son el Estado y las autonomías los que no lo garantizarían al no existir la libre elección de centro para cumplir tal requisito. EpC por tanto, aumenta la desigualdad de los españoles en esta cuestión constitucional y educativa.