Domingo 04/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

11-M: carta a los Reyes Magos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Desde mi más tierna infancia, la fiesta de los Reyes Magos ha sido para mí una celebración llena de ilusión. Eso de esperar recibir algo, aunque sea carbón dulce, sin tener muy en cuenta tu comportamiento real en el período de tiempo considerado, me parecía estar envuelto en una especie de magia, que en mí tenía cierto atractivo. Con el paso del tiempo y con las vivencias que la vida nos va imponiendo, terminas casi aceptando, que la vida real es muy distinta al imaginario mundo que nos inculcaban nuestros padres y al que, nosotros, cansados de la rutina, queríamos o queremos aferrarnos hastiados de tanta realidad miserable. Si bien es cierto que la Epifanía de los Reyes Magos es una de las fiestas con menor calado religioso de todo el período navideño, también lo es el que es la fiesta de los niños y la fiesta de la ilusión. Pues bien, si se me permite, yo quiero volverme niño y quiero impregnarme de esa ilusión que cualquier adulto necesita para llegar con cierto desahogo a la meta final. Queridos Reyes Magos: En la pasada fiesta del año 2004, no recuerdo exactamente el contenido de mi esperanzada carta. No obstante tengo la seguridad plena de que dentro de mis peticiones no figuraba el ser alcanzado por la ira del Rey Herodes. Desgraciadamente, mi hijo, que fue una excelente persona, fue alcanzado por los enemigos de la vida. Todos sus proyectos terrenos, y los del resto de la familia, fueron brutalmente expoliados en aras de no sabemos qué paces ni qué libertades. Sí, me refiero al inicuo y mal justificado 11-M. Sí, ya sé que SS.MM. no tuvieron nada que ver con aquello, pero ¿Herodes?... Sus Majestades supieron burlar al tirano, ¿no podrían ahora ayudarnos a descubrir y a ajusticiar al mismo tirano, que en tiempos, quiso segar la vida de Jesús? En la certeza de que corresponderán a nuestra justa petición, les saluda muy atte. ¡Ah! Para el año que comienza, prometemos intentar ser un poquito mejores, ¡Ojalá lo consigamos!

·Publicidad·
·Publicidad·