Miércoles 07/12/2016. Actualizado 12:04h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

De civil a militar: sois de los nuestros

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Me produce tristeza contemplar los últimos acontecimientos que os están aconteciendo. Erais esa institución silenciosa que con rigor cuidaba de nosotros, mientras gozábamos de las libertades dadas y creíamos tener derecho. Pero ahí estabais vosotros, calladamente. Ahora insensatamente os ponen en la picota, os ciscan en lo más profundo de vuestro espíritu. Los raptores de la voluntad soberana del pueblo, contemplan impasibles como os comparan con la peor calaña de la raza humana, cuando vuestra sangre fue cruelmente vertida por éstos. Pero no estáis solos. No creen en la democracia, ni en los derechos. Atreverse a pedir que se retiren las pensiones de jubilación, los que engullen el dinero de todos y no cumplen la ley, que están obligados por ocupar cargo del Estado. Creen en la desigualdad de derechos. Si os humillan, también nos humillan a nosotros, pues sabemos de lo que están dispuestos a hacer. Minúscula voz, que quiero que escuchéis, cuando leyendo vuestro juramento hipocrático, dais por nuestra libertad lo que a nosotros sobremanera nos costaría. España servir hasta morir, pero no con la humillación, que los miserables holgando en su impunidad intentan inferiros. Sois de los nuestros. Hasta el punto de veros implicados hasta en lo más infame del deterioro social de la familia, y la violencia en ella generada. La familia separada, militares de la Base Área de Zaragoza, también eran de los nuestros y ya no estarán con nosotros. Dais lo mejor de vosotros, recibiendo a cambio nuestros defectos. Estoy con vosotros, desde el Teniente General Mena hasta el último soldado o marinero, que nos cuidan callando. No lo conseguirán, ya son treinta años de creernos pueblo soberano. Y ahí estaremos para ratificarnos. Estamos con vosotros, abnegados ciudadanos.