Sábado 10/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

La cruz de la Sra. Valcarce

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La Secretaria de Estado de Servicios Sociales, Familia y Discapacidad, Amparo Valcarce, afirmó el pasado lunes: "Podemos dedicar nuestros impuestos o bien a financiar a la Iglesia Católica o bien a financiar otros proyectos de acción social. Cuando colocamos la cruz en "otros proyectos" lo que estamos haciendo es dedicarlos a organizaciones no gubernamentales". A la pregunta de si animaba a los ciudadanos a poner la cruz en esta última casilla, respondió que sí. No hace falta ser un especialista en materia de impuestos, ni siquiera conocer la ley del IRPF; basta con ojear el manual que se nos entrega todos los años con el ejemplar de la declaración, para comprobar que no hay tal contraposición. La ley permite dedicar el 0,5239 % de la cuota de nuestro impuesto a la Iglesia Católica, a Otros Fines de Interés Social o a ambas cosas a la vez sin merma de la cantidad. Es decir que si se escogen ambas opciones se destinará ese porcentaje tanto a la Iglesia Católica como a Otros Fines de Interés Social.

Por lo tanto contraponerlos (o bien a una cosa, o bien a la otra) y animar a los ciudadanos a rellenar la casilla de "Otros Fines", como hizo la Secretaria de Estado, es cuando menos una demostración clara de ignorancia, grave en un alto cargo del gobierno (otra más), pero huele sobre todo a mala fe. Mala fe, demagogia barata y total irresponsabilidad con tal de atacar a la Iglesia Católica.

¿Tiene la Secretaria de Estado la mas mínima idea de lo que supondría para las arcas del Estado la financiación de la ingente obra social que realiza la Iglesia Católica? Que haga números y comprobará que el Estado sería incapaz de soportar tal carga; y se percatará además de que con la financiación que la Iglesia recibe a través del IRPF tampoco se cubre el coste de esa labor social.

·Publicidad·
·Publicidad·