Martes 06/12/2016. Actualizado 01:07h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

Sobre cultura de la vida

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La ideología de género, surgida del feminismo radical, quisieron difundirla, a nivel internacional, en la Conferencia Mundial sobre la Mujer, promulgada en Pekín en 1995.

Esta ideología parte de la convicción de que la esposa ha sido utilizada por el marido a lo largo de la historia, mediante la imposición de estereotipos sociales leoninos que la han tenido retirada de la vida pública, destituida de derechos. Intenta implantar una sociedad en la que todas las personas sean uniformes, una sociedad sin distinción entre sexos en la que cada uno, aparte de las idiosincrasias biológicas con las que germine, elija su propia identidad de género y su orientación sexual.

El embarazo, por lo tanto, es calificado como una injuria, una carga agobiante con la que la sociedad ha castigado a la madre para dominarla y encerrarla en la esfera familiar.

Uno de los fines del feminismo de género consiste en destruir a la familia, a la que califica de " principal fuente de opresión de la mujer". No se dan cuenta- o no quieren que nos la demos los demás- de que la familia es liberación personal y una gran riqueza de la sociedad.

Juan Pablo II aseveró que: "la política familiar debe ser eje y motor de todas las políticas sociales" y que "el futuro de la humanidad está en la familia, que es urgente que la familia sea apoyada. Contra la cultura de la muerte, la familia constituye, la sede de la cultura de la vida".