Viernes 09/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

En defensa de la Constitución

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Mientras no se reforme la Constitución deberemos regirnos por la actual con la obligación de acatarla por todos y hacerla cumplir por el Gobierno como garante de la misma, sin excepciones, sin favoritismos políticos, ni interpretaciones acomodaticias de ninguna autonomía. La misma Constitución tiene los mecanismos necesarios para hacerse cumplir. Dejémosla en paz y cumplamos su contenido.

Parece que ante la evidencia de los acontecimientos acaecidos y venideros en Cataluña y el País Vasco, existen pocas dudas para suponer que la pretensión de ambos es la independencia, aunque con diferentes matices entre uno y otro.

Aplicando rigurosamente la Constitución vigente del 78 pueden hacerse diversas consideraciones legales que la mayoría de los españoles omitimos en nuestros propios análisis por desconocimiento de la misma. Hay articulos fundamentales para interpretar el grave error en que está incurriendo el Gobierno de ZP con estas regiones.

Según el articulo 2, España es una Nación indisoluble. Según el articulo 97, cualquier Gobierno está obligado a la defensa del Estado por tanto es de obligado deber evitar la desintegración de la Nación Española. En caso de omisa indefensión, podría considerarse este articulo como un delito contra la Seguridad del Estado.

Este Gobierno politiqueando y admitiendo el independentismo, podríamos pensar que sería de obligado cumplimiento el aplicarle el articulo 102-2 por las responsabilidades directas que contraería.

Mientras no se reforme la Constitución deberemos regirnos por la actual con la obligación de acatarla por todos y hacerla cumplir por el Gobierno como garante de la misma, sin excepciones, sin favoritismos políticos, ni interpretaciones acomodaticias de ninguna autonomía. La misma Constitución tiene los mecanismos necesarios para hacerse cumplir. Dejémosla en paz y cumplamos su contenido. ¡Ah!, me amparo en la libertad de expresión de la Constitución.