Lunes 05/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

Hay demasiados hambrientos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Once años después de la Cumbre Mundial de la Alimentación de 1996, la cifra de personas desnutridas en el mundo permanece inaceptablemente alta, con 820 millones de personas en los países en desarrollo, 25 en los de economías de transición y 9 millones en los países industrializados. Como resultado, la promoción del derecho a la alimentación no es tan solo un imperativo moral o una inversión con grandes beneficios económicos, es un derecho humano básico.

Al mismo tiempo, cada vez se pone mayor presión en el suministro de alimentos y productos básicos como el trigo y la leche, cuyos precios han subido debido principalmente a una combinación de factores como las fluctuaciones meteorológicas debidas al cambio climático y que afectan a las cosechas, el avance de los biocombustibles y la creciente demanda de los nuevos mercados emergentes.

En un mensaje leído durante la ceremonia de la Cumbre Mundial de la Alimentación , el Papa Benedicto XVI aseguró que la alimentación es un derecho universal para la humanidad sin que pueda haber distinción o discriminación, por lo que pidió "a todos los miembros de la sociedad que garanticen el derecho a la alimentación, cuyo incumplimiento es una violación de la dignidad humana".