Miércoles 18/10/2017. Actualizado 12:44h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

Un día

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:


Llego del trabajo, me cambio, cojo la bici y paso por un parque, me llevo una sorpresa al oír a unos niños gritar, me supongo que estarán  jugando al  escondite o dándole a la pelota, pero no, iluso de mí, era una quedada para cazar pokemon, y es que en unos años tendrán que poner pantallas en los parques para que con una pelota computarizada los niños jueguen al futbol a través de la WII. Sigo con mi ruta tratando de esquivar a  los zombies que van mirando el móvil todo el rato sin prestar la mínima atención al mundo que les rodea y a la vuelta me paro para sacar dinero para comprar pan para la cena, pero me encuentro al típico hombre adicto a las tragaperras me supongo, ya que está casi quince minutos en el cajero, no sé si hay gente que se cree que los cajeros son los nuevos recreativos, pero a veces me dan ganas de darles un par de fichas para que se vayan a un casino y se entretengan, con tal de poder sacar dinero de una vez. Ya en casa y puesta la cena, como no, debo enfrentarme con mi gata para que me deje cenar tranquilo, pongo la tele y veo el programa de citas a ciegas que me produce vergüenza ajena, pero que entretiene, luego a leer y a dormir, y así termina mi día, ¡que nuevos seres me cruzare mañana! Eso solo Dios lo sabe.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·