Lunes 05/12/2016. Actualizado 14:44h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

Lo que no se dice del Día de Internet

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

En el día mundial de Internet ya se ha resaltado bastante que es un medio extraordinario de comunicación y de información. También lo es de formación si se sabe utilizar. Pero puede entrañar riesgos y resultar deformante si no se usa adecuadamente. Señalaré unos cuantos:

 

- Pérdida de tiempo, al pasar horas navegando sin buscar un objetivo concreto, solo para satisfacer la curiosidad sobre los temas más prosaicos o intrascendentes.

 

- "Diarrea mental", que puede producirse cuando se accede a mucha información, sin la formación suficiente para asimilarla y contextualizarla.

 

- Deterioro del lenguaje. La rapidez con que se transmiten los mensajes y la inmediatez en la comunicación pueden contribuir a que se cuide poco la ortografía, la sintaxis y que se utilice un léxico poco apropiado.

 

- Actuar compulsivamente, cuando en vez de ir a..., uno se deja llevar a... no se sabe donde.

 

-Falseamiento de la personalidad. El anonimato que permite la participación en "chats", propicia el que cada uno diga lo que le parezca sin ningún tipo de inhibiciones, que se mienta mucho, que se fantasee y que se aparente lo que no se es.

 

- Adicción. Si uno no domina el medio puede acabar dominado por él como si fuera una droga o una ludopatía. Aislamiento. Puede aumentar la soledad y disminuir la comunicación en la familia.

 

- Alteración de la escala de valores, puesto que los contenidos de la red, el "chatear" o el mismo correo electrónico, pueden convertirse en el centro de la vida del internauta.

 

A estos peligros estamos expuestos todos, pero de manera especial los niños y adolescentes si pueden acceder a Internet desde la propia habitación. Los mayores podemos evitarlos con formación, criterio, y sentido común. Y eso es lo que hemos de transmitir a los más jóvenes para ayudarles.