Domingo 04/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

El "espíritu de los tiempos"

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El "espíritu de los tiempos" ama las divisiones. Crea ruptura generacional donde antes había familia. Produce ideologías y bienes de consumo que aíslan, que incomunican al individuo. Proclama la libertad, sí, pero niega su núcleo esencial: la búsqueda de sentido. El resultado es el hombre-masa y la conciencia atrofiada. "Mi libertad contra la tuya", como dos perros peleándose por un plato de comida. La contradicción está servida. La unidad de la Iglesia es un escándalo que el "espíritu de los tiempos" no puede tolerar. Quizá no comprenda qué significa realmente eso que llamamos "comunión", pero sí intuye en ella una barrera a la propagación de su ideología. Por eso, aprovechará cualquier pretexto para sembrar división en la Iglesia. La Iglesia es un lugar muy especial, porque todos somos uno, y uno en Cristo, sin dejar de ser quienes somos; sin negar el carisma y la vocación particular, las circunstancias diversas; las sensibilidades y los talentos específicos... Eso hay que experimentarlo para comprender que sólo Dios nos mantiene unidos, a pesar de nuestras múltiples debilidades. La Iglesia es una institución absolutamente singular en el mundo. No es fácil captar desde fuera de la fe todo su significado, ni siquiera algunos elementos esenciales que a los católicos nos parecen evidentes. Por eso no es de extrañar que se saquen de contexto algunas afirmaciones como las del presidente de Comunión y Liberación: "algo no ha funcionado en la transmisión de fe en España y en el resto de Europa. No bastaba y no podía bastar la reducción de la fe a ética, a un discurso correcto y limpio", y se utilicen como pretexto para intentar dividir a la Iglesia.

·Publicidad·
·Publicidad·