Sábado 10/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

La estadística dice que cada nueva vida se cobra 684 muertos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La ciencia no puede establecer el valor y la extensión de la vida humana, y sí para contabilizar el número de vivos o muertos.

Tras el anuncio del nacimiento en Sevilla, el pasado día 23 de julio, de un bebé libre de enfermedades hereditarias, es necesario ofrecer una información más completa de la realidad criminal del uso eugenésico del Diagnóstico Genético Preimplantatorio (DGP) y que se pretende presentar como hito de la medicina costeado por la Sanidad Pública en Andalucía.   En declaraciones a varios medios, el director de Gestión de la Clínica de Genética y Reproducción de los Hospitales Universitarios Virgen del Rocío, Guillermo Antiñolo Gil, ha explicado: "el DGP es un procedimiento por el que se realiza un análisis genético a embriones obtenidos por reproducción asistida para transferir al útero únicamente aquellos libres de carga genética asociada a determinadas enfermedades...";"...la tasa de éxito alcanzada es del 25 por ciento del total de los "ocho ciclos de reproducción en los que se ha conseguido iniciar la transferencia embrionaria, frente a las tasas estándares" (en torno al 15 por ciento). "De las 28 parejas andaluzas que... se sometieron a estudio para conocer el grado de viabilidad de iniciar un proceso mediante PGD, se pudieron iniciar los ciclos de reproducción en trece, en ocho de ellos de forma válida, y de estos ocho, en dos con éxito..."   El 15 % de 28 es 4,2, y el 25 % de 13 es 3,25. En cualquier caso, calificar de éxito el 25% de 8 (que es 2), o del 15% de 8 (que sería 1,2), equivale a justificar que, el "coste" de otras 648 vidas (a razón de 3 embriones por pareja) es "rentable", a cambio de un nacimiento sin taras. Tratar de vender ante la opinión pública este hecho como "avance de la medicina", supone equiparar el juramento hipocrático con los experimentos del doctor Josef Mengele en Auschwitz.   Es clave recordar al Sr. Antiñolo Gil que, además de aprender a hacer un buen uso de la calculadora, la ciencia no puede establecer el valor y la extensión de la vida humana, y sí para contabilizar el número de vivos o muertos.

·Publicidad·
·Publicidad·