Jueves 08/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

La expresión mágica: “con fines terapéuticos”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Cuando el objeto de un acto humano no es ético, tampoco lo son los medios ni los pasos intermedios, es el caso del proyecto de la nueva Ley de Reproducción Asistida que autoriza las técnicas de diagnóstico «preimplantacional» con fines terapéuticos. Es decir, seleccionar, antes de su implantación en el útero, el embrión para que sea compatible con un familiar enfermo y poder transferir células entre uno y otro sujeto.

 

El objeto es la manipulación de embriones con fines eugenésicos, con la eliminación de los que no son considerados aptos y la implantación de los aptos con fines terapéuticos, en ambos casos un atentado directo contra uno de los primeros derechos fundamentales del ser humano, ya que la ley permitirá que los embriones sobrantes de esta manipulación puedan ser donados a la ciencia, en este caso se les niega el derecho a la vida y al implantado el de la intimidad.

 

Según el borrador será necesario el informe favorable de la Comisión Nacional de Reproducción Asistida, que deberá evaluar las características clínicas terapéuticas y sociales de cada caso para proporcionar a la sociedad las "máximas garantías éticas", nada, papel mojado. Algo incoherente y absurdo puesto que dicho proyecto de ley es inmoral de principio a fin; tanto como la actitud de esos padres que "fabrican" un hijo, no por amor a él, sino en función de otro.

 

Ante estos avances me pregunto: Y ¿qué será lo próximo? ¿La selección de sexo, la selección de razas, la selección "a la carta", según el color de los ojos o la complexión física? ¿Por qué se va a negar el derecho a unos padres a elegir cómo quieren que sean sus hijos? Esto tiene un nombre: "eugenesia", es decir, selección de los seres humanos más aptos en detrimento de los menos aptos. Acaso, una nueva forma de esclavitud. Es ésta una mentalidad tan utilitarista que nos lleva a estas conclusiones: que todo lo que es posible está permitido.

 

Ya se está planteando en varios países europeos la clonación humana... con fines terapéuticos, la expresión mágica de nuestro tiempo para camuflar verdaderas barbaridades contra el ser humano. Pero también llegará la clonación reproductiva. Y si no, al tiempo.