Viernes 09/12/2016. Actualizado 13:25h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

A falta de asfalto

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Motos hasta en la sopa. No queríamos caldo pues... Nos llenan las playas de motos acuaticas ¡Y no hay tiburones! si hasta hay quien se permite aquella aventura del Non Plus-Ultra y cruza el océano con su potente moto acuática y, se le ríe la gracia por ser hermanísimo de un duque consorte; el mar es para navegar, disfrutar de sus aguas que te relajan, pero ocurre que entre tanto yate de tatos metros de eslora (otra competición del esnob) que de contratistas de medio pelo con la especulación salvaje ya son mas que millonarios. A los que de verdad nos gusta aunque solo sea mirar el mar no se nos está permitido y más si se llevan crios, intentas llevarlos para disfrutar y es posible que lo que iba a ser un día tranquilo y feliz se puede convertir en una pesadilla más de las muchas que padecemos cuando estamos en nuestras casas y escuchamos las derrapadas de los descerebrados de turno (que por cierto los hay a miles y, aquí no mete sus manos el ayuntamiento) Los legisladores, a lo que se ve tienen playas muy privadas o hasta puede que tengan un niño (pijo) que use y abuse la "dichosa" motito. El mundo está algo mas que loco está plagado de aburridos ¡qué peligro para los que no padecemos la enfermedad! Entre terrorismo, gamberrismo, pirómanos, esnob, pijos, aburridos, vivimos constantemente con la muerte pisándonos los talones. Ya lo dijo Kant: la búsqueda más noble es saber qué debe hacer uno para convertirse en ser humano.