Lunes 05/12/2016. Actualizado 16:38h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

Mi firma

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Entiendo que la educación y formación de los hijos no es papel de tal o cual ONG de orientación sexual lesbiana o heterosexual, ni de tal o cual sindicato o de la directora o profesora de turno de tal o cual colegio. Los verdaderos responsables de educar a sus hijos son sus padres, que son los que mejor van a saber hacerlo. Me sorprende que hay quienes se consideran superiores a los padres en este aspecto.

 

Mire usted, esta realidad de que quienes deben educar a los hijos es el Gobierno ya la han impuesto hace tiempo los Stalin o Ceacescu o Fidel Castro, el de los viajes porno-turísticos a su isla-cárcel. ¿Es qué ahora la pretenden reeditar? Estos iluminados han organizado una campaña de acoso a la asignatura de Religión.

 

Frente a esto me adhiero a la Plataforma en Contra del Acoso a la asignatura de Religión,   Este escrito dice así:

 

"Con mi firma quiero adherirme a la existencia de un área de conocimiento en la escuela sobre el Hecho Religioso, con la posibilidad de que los padres católicos o de otras religiones puedan pedir la opción confesional de esta área para sus hijos.

 

Ante la campaña promovida para la erradicación de la asignatura de Religión del Curriculum escolar, los abajo firmantes expresan que la enseñanza de la Religión encuentra su justificación en el Mandato Constitucional de la Educación Integral de la Infancia y de la Juventud, y en el derecho de los padres a elegir la formación religiosa y moral que desean para sus hijos.

 

Art. 27.2: “La educación tendrá por objeto el pleno desarrollo de la personalidad humana en el respeto a los principios democráticos de convivencia y a los derechos y libertades fundamentales”

 

Art. 27.3: “Los poderes públicos garantizan el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones”

 

Van mi nombre y apellidos, dni y firma. Y envío todo a Plataforma Nacional;  C/ Avellanas, 12-3;   46003 Valencia

 

Gracias por la publicación de este escrito en favor de la libertad y el derecho.