Martes 27/09/2016. Actualizado 12:25h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

Contra la impunidad de la delincuencia juvenil

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Señor director: Contra la impunidad de los delincuentes, ya sean menores o mayores de edad. Mire lo que se lee en la prensa: el acusado por el caso de Sandra Palo culpa ahora a los dos menores del asesinato. El acusado, Francisco Javier A.L., alías "El Malaguita", es el único mayor de edad acusado del secuestro, violación y asesinato de Sandra Palo. Este reconoció este lunes en el juicio que la violó pero que fueron los menores J.R.M. y R.G.S. quienes la atropellaron con un coche, "unas 15 veces". El procesado declaró con un gorro que le cubría el rostro y dijo que cuando ocurrieron los hechos "estaba totalmente drogado". Y Sandra Palo asesinada sin piedad, y sus familiares y la sociedad sufriendo y viendo como los asesinos quedan impunes. ¿No crea esto alarma social, señor ZP? En pueblos pequeños y barrios y grandes ciudades hay alarma social al ver que los delincuentes menores de edad campan a sus anchas, dictan sus leyes y sus amenazas e intimidaciones. Pequeños robos, amenazas, intimidaciones, etc, quedan en la más absoluta impunidad. Entre las gentes honradas del pueblo se pierde la fe en la justicia, más aún cuando estos delincuentes vuelven a reincidir, y ni siquiera las familias de los presuntos delincuentes se ofrecen a reparar los daños. Conozco más de un caso. Además de estos pequeños delitos de delincuentes que salen impunes, quedan como animados a cometer delitos de mayor envergadura en el futuro. Las leyes se deben modificar para que los delitos no queden impunes, y que la reinserción de los jóvenes sea real. Los políticos del Gobierno y diputados ¿acaso no parece que le dan las espaldas a las víctimas en eso de la delincuencia, con su falta de iniciativas, y se ponen de parte de los verdugos?