Viernes 09/12/2016. Actualizado 13:25h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

La manifestación del 12-N

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

“Por la Enseñanza en Libertad”, reza el slogan de la Manifestación en Madrid, del 12 de noviembre, entre la plaza de Neptuno y la Puerta de Alcalá a las cinco de la tarde. Organizada por diferentes asociaciones de padres, estudiantes y profesores, a las que se suma el sindicato USO, el Foro Español de la Familia, Hazteoir, etc., cuenta con el apoyo de la Conferencia Episcopal. Un amplio sector del profesorado, lamenta el escaso consenso de la nueva Ley de educación, que no incluye acciones para reforzar la autoridad de los profesores y, por tanto, no mejorará el ambiente de los centros. Los padres, hartos ya de que se juegue con la enseñanza de sus hijos cuando sale un nuevo gobierno, rechazan el intervencionismo del Estado en la LOE, que les impedirá elegir centro e ideario educativo, salvo que puedan pagárselo. La administración correspondiente fijará el destino de los alumnos según una puntuación ( art. 82.2). No lo ignoremos: son los padres los que tienen el derecho y el deber inalienable de educar a sus hijos. La función del Estado es sólo subsidiaria. El proyecto de la LOE, lo ignora y cae en la tentación totalitaria. Con la nueva Ley, peligra también el puesto de trabajo de 17.000 profesores, los de Religión. El Gobierno hace sordos los oídos y gorda la vista, ante los más de tres millones de firma a favor de la asignatura de Religión, que eligen el 80% de los padres. Muchos rechazan que a las enseñanzas mínimas sólo se les dedique el “55% del horario escolar en Comunidades Autónomas con lengua propia” y “un 65% en el resto” (art. 6.3), así como “la escasez lectiva de asignaturas humanísticas “. La calidad de la educación en nuestro país, es lamentable, como se deduce de las encuestas europeas (en el Informe PISA 2003, de la OCDE, los resultados obtenidos por los alumnos españoles, estuvieron por debajo de la media de 40 países europeos). Pero la LOE no corrige los motivos de fracaso, al mantener la misma filosofía de la LOGSE: la “enseñanza comprensiva”, que permite pasar de curso con asignaturas pendientes (con tres suspensos, art. 28.3). Se permitirá no acudir a clase (“novillos”) por decisión democrática de los alumnos. Como dice el Consejo de Estado, “la educación en el mérito y la capacidad individual (...) no aparece mencionado ni un asola vez (...), se olvida que los alumnos deben, fundamentalmente, estudiar(...)”.