Jueves 08/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

La memoria de pez de los catalanes

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Venimos observando que España entera está bajo sometida a incomprensibles sucesos en todos los ámbitos, pero, por lo que interesa al sistema, y para dar sensación de libertad de expresión, unos tienen más relumbrón esporádico que otros, naturalmente. Si bien quien maneja todo, sabe que la memoria social es, en un mar de información, idéntica a la memoria de un pez.

Venimos observando que España entera está bajo sometida a incomprensibles sucesos en todos los ámbitos, pero, por lo que interesa al sistema, y para dar sensación de libertad de expresión, unos tienen más relumbrón esporádico que otros, naturalmente. Si bien quien maneja todo, sabe que la memoria social es, en un mar de información, idéntica a la memoria de un pez.

Es el caso que, por lo que sea, las genialidades del sistema, en Cataluña, están siendo espectaculares en los últimos tiempos. El último hecho: el apagón en la Residencia de la Seguridad de Valle Hebrón, que para un importante número de barceloneses, siempre será la Residencia del Generalísimo.

Para un importante número de barceloneses, y con seguridad para la totalidad de los políticos, quienes por lo visto tienen una fe ciega en la obra del Generalísimo.

No hago tal afirmación porque sí, sino más bien basándome en las catástrofes que su creencia está generando en Barcelona; sea la Residencia del Generalísimo o el Carmelo.

Deduzco que estos "gestores" tienen fe ciega en el Generalísimo porque de otra forma no hubiesen cometido la barbaridad del Carmelo, pero seguro que cuando concibieron el plan pensaron que si cuando había gestores honestos, bajo la dirección nacional de Francisco Franco, se pobló el Carmelo, ese hecho, sin necesidad de mayores investigaciones, garantizaba que podía horadarse de la forma que quisieran ellos. Y eso es fe en el Caudillo, y lo demás, tonterías.

Y esa fe ciega ha quedado nuevamente manifiesta en la Residencia del Generalísimo, que por haber estado construida por quién fue construida, creían estos incompetentes que era incombustible. Pero no, no es incombustible.

Evidentemente, lo único que han conseguido es que quienes no tenemos memoria de pez y en su momento éramos opositores al régimen de Franco por cuestiones intelectuales, hoy nos sintamos, aunque sólo sea por manifestar nuestra oposición a lo que hay, franquistas. Por honestidad, aunque eso, ellos, no puedan entenderlo.