Viernes 09/12/2016. Actualizado 13:25h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

El mercado de abastos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Hace unos días, Alejandro Amenábar decía en rueda de prensa, tras haber conseguido el Oscar a la mejor película extranjera, que la entrega del famoso premio y la previa entrada por la espectacular alfombra roja del Kodak Teathre de Los Angeles le recordaba a una lonja de pescado, quizá homenajeando la figura del gallego Ramón Sampedro.

 

Comentaba que se sentía como una merluza que es mostrada a todos los medios de comunicación y dependiendo de la calidad de la misma, es deseada por un determinado numero de medios. Pues bien, algo parecido ocurre estos días en España. Pero ahora no es el pescado la materia prima sino la carne (con todos mis respetos).

 

Ya hace un año que se produjeron en Madrid los atentados perpetrados por células islamistas en diferentes puntos, explosionando no solo aquellos trenes sino también las emociones de la opinión pública. Fue algo terrible y que no debería  volverse a producir en ningún rincón del mundo. Hubo lágrimas, desesperación, impotencia, gritos, muchos mensajes a móviles, una jornada de reflexión, unas elecciones, vencedores y vencidos e increíbles manifestaciones a lo largo y ancho de la geografía española.

 

Después se creó una comisión de investigación para depurar responsabilidades y tratar de aclarar el camino (camino que dista hoy bastante de estar aclarado del todo). Comparecieron los máximos responsables de los distintos gabinetes y autoridades de diferentes índoles. Se sigue trabajando para honrar y dignificar la memoria de los que fallecieron ese horrible día. Ese es el buen camino.

 

Pero por otra parte se ha abierto el Mercado de Abastos. Se comercializa con los rescoldos que quedaron después del atentado. Tanto televisiones como periódicos o programas de radio utilizan este acontecimiento para colocar en prime-time (hora de máxima audiencia) cualquier programa sensacionalista donde tratan de explicar lo que pasó el 11-M apoyándose en superproducciones hollywoodienses del tipo "Salvar al soldado Ryan". Cuanta más sangre, dolor de las victimas y testimonios desgarradores tenga el documento, más cantidad de personas demandarán el producto.

 

Eso no es información, es "Aquí hay tomate" pero presentado por Alfredo Urdaci y Julia Otero. ¡Basta ya!