Jueves 08/12/2016. Actualizado 12:04h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

El milagro de las películas españolas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los largometrajes españoles andan de capa caída, pese a que el Ministerio de Cultura haga milagros con las cifras.

Según el Ministerio de Cultura (en adelante MC) en el 2005 se exhibieron 351 películas españolas con una recaudación de 106.199.150,56 euros y se rodaron 142 largometrajes que recaudaron 105 millones. En 2004 la recaudación fue de 92.875.293,96 €.   Visto así, parece que la cosa marcha, pues hay una diferencia de 12.124.706,04 € a favor de 2005. Pero hagamos un pequeño análisis. En las 142 películas producidas en 2005, están incluidas 3 anglosajonas con una pírrica participación española, con vistas digo yo, (esto no lo dice el MC) a la subvención y que son: El reino de los cielos (Ridley Scott) Sahara (Breck Eisner) y A good wooman (Mike Barrer). Estas 3 películas recaudaron 16.783.810,30 € y  las 139 restantes ingresaron 89.415.340,26 €; y, siendo un poco rigurosos observamos que 10 largometrajes de los 139 han recaudado 52.871.556,25 €, siendo Torrente III la que más recaudo con 18.157.768,07 €. Las 129 películas que quedan y que representan el 90,85% de la producción, solo han recaudado 35.344.633.45 €, con una recaudación media por película de 273.989,41 €.   Como quiera que en España no es posible producir una película por menos de 360.000 €, está claro que, el 91% de la producción cinematográfica es fuertemente deficitaria. La ayuda al cine español en 2005 ha sido según el MC 58,5 millones de euros.   ¿Quién paga este déficit? Pues... según cierta ministra nadie "el dinero público no es de nadie". ¡Ah! Y esto no es del MC, pero según ciertos medios del costo de cada película, más de la mitad se la llevan los tres o cuatro actores que intervienen en ella y, que vienen cobrando entre 60 y 72 mil euros por un trabajo entre 15 y 25 días.   Pero... por favor, no se ponga usted así, no se enfade, que no es lo que está pensando, no, ni usted ni yo, nos hemos convertido sin comerlo ni beberlo en productores cinematográficos, ¡no señor! A lo que usted y yo contribuimos con una parte de nuestros impuestos es, a la realización de un milagro, ¡sí hombre sí! No se quede usted con la boca abierta que estamos en verano y hay muchas moscas. Vamos a ver. ¿Es que no es un milagro que cardos borriqueros, generosamente regados por el MC con el dinero de nadie, hayan dado rosas blancas? Pues eso.