Domingo 04/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

De eso nada, monada

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Después de la magna manifestación del 12 N promovida por 800 agrupaciones de padres de familia, profesores, alumnos, etc., y a la que, con el objetivo de decir ¡No a la LOE! asistieron cerca de dos millones de ciudadanos, Cristina Sen, columnista de La Vanguardia, en un artículo publicado el día 15 escribió: "Que el Ejecutivo sale a escena con paso firme quedó demostrado ayer con las consideraciones de la vicepresidenta, María Teresa Fernández de la Vega, quien recordó que la Iglesia no está cumpliendo con el objetivo de autofinanciación establecido en los acuerdos de 1979 con la Santa Sede. Y planteó la necesidad de revisar las aportaciones adicionales que cada año salen de las arcas del Estado para suplir este déficit." Ante esta salida de tono, por peteneras diría un castizo, debemos recordar a la Sra. vicepresidenta que las aportaciones adicionales que cada año salen de las arcas del Estado, para suplir este déficit, salen de nuestro bolsillos, que las arcas del Estado las llenamos todos los ciudadanos, con nuestro impuestos directos e indirectos y también de la cuota de IRPF establecida en la declaración de la renta para la Iglesia. Por lo tanto, que no se invente otras cosas para hacernos creer que los buenos de la película son ellos los que ayudan a la Iglesia a sufragar sus gastos. Si quieren hablamos de números, sin contar las labores sociales que esta realizando la Iglesia con emigrantes, drogadictos, sin techo, etc. Hablemos. La Iglesia le está ahorrando al Gobierno, según un estudio realizado por el diario La Razón, 36.000 millones de euros al año, cifra que supone unos 5,19 billones de las antiguas pesetas. La Sra. de la Vega se esta exponiendo a que la digamos, "de eso nada, monada". Si quiere hablar de educación, hablemos, pero no nos venga con la financiación de la Iglesia después de una manifestación contra el proyecto de ley de educación.

·Publicidad·
·Publicidad·