Sábado 10/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

El negocio de la vida

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Muchos tetrapléjicos sufrirán porque con películas como “Mar Adentro”, de Amenábar,  habrá más gente que infravalore su vida. Un joven ingeniero  que se había ganado su carrera pese a su tetraplejia, se lamentaba en un Diario nacional: ¡Cuánto daño nos ha hecho a nosotros Ramón Sampedro!

 

Ahora  repite lo mismo sobre la película, el tetrapléjico y economista Gustavo Almela,  y ha mostrado su indignación por ella la Asociación para el Estudio de la lesión Espinal.¿No habría que indignarse más, con los que se acercaron a Ramón Sampedro como partidarios acérrimos de su muerte y no de su promoción humana?  Bien sabían que así,  Ramón daría de sí y que hablar... No quisieron recordar a Stephen Hawking, el genio de la física actual y profesor universitario de Matemáticas, un tetrapléjico más deficiente aún. ¡Pobre Ramón! Yo creo que a nadie le gusta verse así; pero que con el apoyo cercano de los que aman, todo cambia. A mí me parece que las cosas no son tanto del color del que las pintan como del amor con que se viven. ¿No cobran las situaciones adversas otro relieve cuando el cariño no falta?

 

Recuerdo cómo mi padre, que sufrió una trombosis, se fijaba alegre y esperanzador en un vecino que correteaba a placer con una silla de propulsión eléctrica: ahí veía él  la solución de su progresiva deficiencia. ¿No será esto a lo que tendría que tender el Gobierno, a incrementar las ayudas y subvenciones a la gente físicamente impedida por accidente u enfermedad, en vez de hacer propaganda con su significativa presencia en el estreno de la película? No entiendo que les preocupe tanto estas personas y mantenga la vergonzosa cifra de 267 euros de pensión a los inválidos.

 

La eutanasia se convertirá en un negocio, como el aborto, la clonación terapéutica (aunque no cure nada) y el mismo terrorismo organizado. Un mundo al revés: matar y morir como progreso de la Humanidad...

 

Sí, la eutanasia será  el negocio de algunas familias y de la Seguridad Social: gastar menos, obtener antes la herencia, disfrutar de mayor comodidad... En fin, una verdadera corrupción moral, en contraposición con los auténticos valores de la compasión, de la solidaridad, y de la entrega amorosa en la familia.

·Publicidad·
·Publicidad·