Viernes 09/12/2016. Actualizado 13:25h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

Un país de ‘fachas’

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La manifestación que convocó el PSOE en apoyo a su política penitenciaria demuestra la sin razón del populismo partidista que impregna la "pseudodemocracia" española. Ahora, todos aquellos que mostraron su apoyo a la libertad de Otegi y de Juana, deben mantener su postura.

Después de seguir la campaña electoral del PSOE, podemos asentir que España es un país de ‘fachas’, donde la derecha rancia predomina en el imaginario colectivo. El PP personifica esta ideología, caducada y fascista, que se opone a libertad insultante de un pistolero y al continuo desprecio institucional de otro pistolero. La derecha no aprende, siempre recurriendo al Estado de Derecho, a la Justicia y a todo tipo de entelequias que nos privan de libertad.

Con lo bien que nos va con Zapatero (cada año mejor), estos totalitarios franquistas siempre recurren a la cárcel para los terroristas. Lo justo y razonable es la cesión a ETA y la humillación de las víctimas, con el objetivo lícito de perdurar en el poder. Pudiendo gobernar, ¿por qué no acordar con asesinos el futuro de los españoles?

Además, los fachas utilizan a las víctimas como arma arrojadiza frente a un gobierno talentoso; mientras los benévolos, sólo intentamos acallarlas para que no estorben en nuestras negociaciones. Por mucho que diga Rajoy y su equipo de retrógrados, Otegi es un hombre de paz que necesita estar en la calle para que el "proceso de paz " sobreviva sin el apoyo de los perseguidos y escoltados.

Después del "fin de la tregua", el discurso ha cambiado, pues llevan detrás la amenaza de las pistolas y la razón del PP en denunciar la táctica de rearme. El fracaso de la política antiterrorista ha provocado una revisión inmediata, que atiende a cálculos electoralistas y no a convicciones ideológicas. La manifestación que convocó el PSOE en apoyo a su política penitenciaria demuestra la sin razón del populismo partidista que impregna la "pseudodemocracia" española. Ahora, todos aquellos que mostraron su apoyo a la libertad de Otegi y de Juana, deben mantener su postura. En el caso contrario, demostrarán borreguismo y sumisión ideológica a un líder que ha repudiado a parte de la ciudadanía para reunirse con ETA. El verdadero fascismo de España, el terrorismo, se vence con ideas y convicciones, no con aplausos oportunistas.