Jueves 08/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

Qué pasó el 9M y qué pasará ahora

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

En primer lugar que hubo una participación mayoritaria, lo cual es una gran victoria para la democracia. De modo que, estos próximos cuatro años, no sean de simple espera, sino de una reflexión consciente de lo que hemos hecho con nuestro voto y de lo que deberemos hacer en la próxima ocasión. Es la forma de que nuestros políticos no se relajen y de que “suden la camiseta”; para que, cuanto hagan, sea en bien de todos los españoles y no de su propio “grupo”.

Al participar de forma mayoritaria todos ganamos porque ganamos en libertad; una libertad que hace que respetemos a quien no fue a ejercer este derecho. Si bien , le deberíamos pedir que observe las consecuencias y que para esa próxima ocasión haga el esfuerzo de dar, también, su opinión, su voto.

En segundo lugar, hemos de convencernos de que, ahora, no se abre un paréntesis que se cerrará dentro de cuatro años. Comienza un nuevo proceso en el que, cada uno, deberá demostrarnos de lo que es capaz, en consonancia con los deseos y las necesidades de los ciudadanos. Los cuales, yo les animo, buscan de una forma cada vez más activa y responsable la unión con otros que defienden posturas similares, en “movimientos cívicos”. Movimientos que podrían tener tanto peso o más que los propios partidos, a la hora de la toma de decisiones para la defensa de las personas, de las familias y de la sociedad; que es de lo que se trata.

La ciudadanía se ha polarizado hacia dos grandes planteamientos y hay muy poca diferencia cuantitativa entre ellos. Por consiguiente, sería lo más justo y lógico que, sin despreciar a las minorías, los temas importantes se acuerden entre ambas formaciones, para el bien común de los españoles. Es el derecho que nos asiste al “pueblo soberano”; un derecho que vigilaremos.