Viernes 30/09/2016. Actualizado 12:41h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

No al pensamiento único, libertad de enseñanza

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Al PSOE le molesta el pluralismo educativo que supone la existencia de centros concertados con ideario propio, porque representan un obstáculo al pensamiento único que le gustaría imponer. Por ello pretende igualar en todo a los centros concertados con los públicos (menos en la aportación económica, mucho menor en los primeros), valiéndose para ello de los Decretos de Admisión de Alumnos, como los aprobados recientemente en Castilla-La Mancha y Cataluña.

En la práctica suponían una limitación de la libertad de los padres a elegir el centro y el tipo de enseñanza que desean para sus hijos, y la imposibilidad de concertar a los centros con educación diferenciada. Ambos decretos fueron recurridos.

Ahora el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha ha dictado una sentencia que anula parcialmente el decreto de dicha comunidad que imponía la obligatoriedad de la enseñanza mixta en los colegios concertados. La resolución señala que la normativa autonómica se ha excedido de sus competencias al establecer ese criterio, indicando que si la libertad de enseñanza definida por la Constitución implica el reconocimiento del derecho de los titulares de centros privados a la dirección de los mismos, "ha de admitirse que pueda asumir como forma propia de su proyecto educativo el de ofrecer educación diferenciada para los alumnos de sexo femenino y para los de sexo masculino".

También anula la sentencia las órdenes que fijaban la función de admisión de alumnos en los colegios concertado, no a los titulares de dichos centros sino a un Consejo de Escolarización.

La ministra San Segundo, haría bien en tener en cuenta esta sentencia en el debate que ha abierto sobre la reforma de la enseñanza. Y el Tripartito catalán convendría que pusiera sus barbas a remojar.