Domingo 04/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

Algunas de las personas que marcaron el Siglo XX

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El siglo XX ha sido un siglo de contrastes, junto a ideologías perversas fue pródigo en personas que con su ejemplo de vida y sus palabras han marcado el camino, esa senda estrecha y angosta pero luminosa que acaba conduciendo a la Verdad. Ha sido también el siglo del despertar de los laicos, de los seglares, de todos los que viven en el mundo pero no quieren ser mundanos. El hombre de la calle que trabaja, que tiene una familia y lucha por sacarla adelante mientras vive en un ambiente más secularizado que aparta los valores cristianos como algo inservible y pasado de moda. Este hombre, esta mujer, han notado la ayuda de Dios a través de tantos movimientos de espiritualidad que nacieron en la Iglesia.

Abrió el camino como avanzadilla del futuro San Josemaría Escrivá fundador del Opus Dei en el año1928. No lo entendieron, algunos, incluso en las altas esferas de la curia vaticana llegaron a decirle que había llegado con cien años de adelanto. Y es posible, que con lógica humana tuvieran razón. Pero los planes de Dios son distintos y poco a poco, a base de, santidad y de sufrimiento San Josemaría con la ayuda del Señor fue abriendo camino a la Obra de Dios con un mensaje muy sencillo. La santidad nos la pide Dios a todos, cada uno con su propia llamada, a través del trabajo bien hecho y ayudando a los hermanos en lo material y en lo espiritual.

Después viene el Concilio Vaticano II y confirma con sus documentos esta llamada universal a la santidad. A partir de ese momento muchos hombres y mujeres han dedicado su vida a empujar a todos con plena libertad a seguir a Jesucristo.

El siglo XXI será el tiempo de esa mies sembrada en el XX y que poco a poco ha ido madurando al paso de Dios. Dentro de este grupo elegido por el Señor no puedo olvidarme de la madre Teresa de Calcuta, santa entre las santas, la madre de los más pobres entre los pobres, la que contestó a una persona que le dijo: “Yo no haría lo que usted hace ni por todo el oro de mundo” y ella le contesto:”¿Por todo el oro?, yo tampoco”. Ella lo hacia por amor a Dios y a sus hermanos que eran sus Cristos.

Y para terminar, nuestro amadísimo Juan Pablo II del que se cumplen estos días los tres años de su subida al cielo. Grande y santo como empezamos ha llamarlo desde el primer momento. Defendió al hombre de todos los errores y de todos los horrores que le venían de fuera y de dentro de si mismo. Viajó por el mundo entero gritando con el corazón: “¡No tengáis miedo abrid las puertas a Cristo!”.Supo ganarse a todos especialmente a los jóvenes y nos hizo ver al Señor de una manera nueva como nunca lo habíamos visto, como la Felicidad.

·Publicidad·
·Publicidad·