Viernes 09/12/2016. Actualizado 13:25h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

¿Y si los políticos pagaran por hablar?

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

¿Por que las palabras no cuestan dinero? Y voy mas allá: ¿no deberían pagar los personajes públicos algún tipo de tasa por expresarse? Espero que la pregunta no resulte absurda. Esto me ha hecho reflexionar acerca del poder de la palabra. Por un lado, se han alzado las campanas al vuelo por la publicación de unas caricaturas en torno a la figura de Mahoma en un periódico danés, ocasionando un revuelo inusitado con diversos y graves altercados de desenlace bastante incierto hasta el momento. Pero en cambio, Ahmadineyad, presidente de Irán, país islámico por excelencia, dice que Israel debe de ser borrada de la faz de la tierra o no duda en cuestionar el programa nuclear definido por la ONU y se queda tan pancho. Parece que no ha pasado nada. ¿Realmente medimos con el mismo rasero? Lo mismo que el señor Evo "suéter" Morales. Recién elegido presidente de Bolivia. Para él, Fidel Castro es un ejemplo de demócrata. ¡Hombre!, si esa democracia de la que habla Evo es perseguir a cubanos (los de dentro en la cárcel y los de fuera sin poder entrar) por sus ideales o no dejar expresarse al pueblo, Castro es mas demócrata que Winston Churchill. Y con tan gran profesor, el mismísimo Evo puede llegar a ser un alumno aventajado siguiendo la política democrática del presidente Fidel. Pero que no se piensen los políticos españoles que se salvan de la criba. Después de episodios tan antológicos como el "manda huevos" o el "viva Honduras" protagonizados por el incombustible Federico Trillo, ahora es el señor Jordi Sevilla el que comentaba (en privado) con José Maria Fidalgo que el ministro Montilla no estaría preparado para hacerse con los mandos de la Generalitat por su origen califa. La palabra que ha utilizado ha sido "charnego", inmigrante de otra región española de habla no catalana. Esto no merece el mas mínimo comentario y se descalifica por si mismo. Siguiendo en la misma línea no se olvidan las declaraciones del Sr. Caldera cuando afirmaba que los "archivos de Salamanca no se moverían de su ciudad",vamos, que tendrían que pasar por encima de su cadáver, pero entonces no gobernaba. Ahora las cosas han cambiado y hay que ceder a los catalanes para mantenerse en el Poder, así pues, los archivos y lo que sea necesario para poder seguir aferrado al sillón. Si los ministros utilizan el léxico según les interese, no podía ser menos nuestro Presidente del Gobierno. En declaraciones realizadas en su visita hace unos días a Ceuta y Melilla (en las que para nada se refirió a la españolidad de las mismas) insistía en la igualdad de derechos y oportunidades de todos los españoles sin discriminación de lugar de residencia ,pero omitía, que casi en paralelo, el padre de un alumno en Cataluña denunciaba ante el juzgado la negativa de un colegio a impartir la enseñanza en castellano para su hijo o el control que se esta realizando con inspecciones a diversos hospitales catalanes para comprobar si los médicos redactan las historias clínicas de sus pacientes en catalán. Cabe la posibilidad de un nuevo disparate, al asegurar en palabras del Sr. Zapatero, que se trata simplemente de "hechos puntuales". Hace años se hizo famoso el libro titulado "Antología del disparate" donde se recopilaban los disparates de los alumnos en los exámenes. Estoy convencido que son tantos los disparates de nuestros políticos, no en exámenes sino en el día a día, que si hoy se escribiese el libro "Antología del disparate político" seria un best seller.