Martes 06/12/2016. Actualizado 01:07h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

12-N: un record

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Mi felicitación para los organizadores de la Manifestación más populosa de nuestra democracia. Llegamos antes de la hora del comienzo (5 de la tarde) a la plaza de Neptuno, y ya no pudimos ver la cabecera de esta Manifestación, de cifras millonarias. Me llamó poderosamente la atención, el civismo de los manifestantes: aquello era un paseo sereno, con gente especialmente joven y respetuosa, que dejaba ver su exquisito cuidado con el césped y las flores. Sin duda, un movimiento social muy importante y con vocación de futuro. Esta gente ya se identifica como grupo y plantará cara a las sinrazones de políticos que pretendan resquebrajar los pilares de nuestra sociedad y alejarse de la democracia. Cuando a las 5: 35 se dijo por altavoz que se había llegado a los dos millones de personas, el público prorrumpió en aplausos, que se habían oído antes junto a los servicios de la COPE por no ocultar la verdad. Se me antojó un simbolismo, el que diversas banderas regionales de manifestantes, ondearan junto a la de España, como haciéndole honor. No faltó la bandera catalana. En innumerables cartelitos con la bandera española, se leía: “Obispos, sed valientes, no estáis solos”. Hubo gritos coreados, siendo frecuentes los de “Zapatero, dimisión; no se juega con la educación”, “Queremos educación y también la Religión”, “por un sistema educativo, no por 17”. “Yo no quiero que me eduque Zapatero”, “No está en mi lista, la educación marxista”. Al son del villancico “La Marimorena”, se cantaba: “Ande, que la LOE no es buena”, “A Madrid hemos venido muchos padres en cuadrilla, para parar esta ley que nos da la ministrilla”, “Zapatero, Zapatero quiere lanzar una “Opa”, /para dejar a los niños a la colita de Europa”. Muchos jóvenes entonaban con la misma música: “Quiero aprender a escribir, quiero aprender a estudiar. Con la ley de Zapatero sólo aprendo a rebuznar”, sin que faltaran canciones al son de jotas extremeñas y segovianas: “Pluralismo limpio de centro sin más. Y no quiero LOE que es dictatorial ...” Arriba, abajo, que la LOE se vaya al carajo. Abajo, arriba, con la LOE el Gobierno adoctrina. Que mala que era, que la tiren a la papelera”, al tiempo que se pedía con fuerza, libertad para elegir centro educativo y un Pacto por la educación.