Viernes 02/12/2016. Actualizado 17:20h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

Un no rotundo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

¿De qué se sorprenden los que apoyan esta deplorable Constitución Europea ? Estaba más que cantado, el Sr. Rodríguez Zapatero nos vendió el grande y maravilloso triunfo del Sí en España, después de sacar su bola de cristal en la que vio todas las desgracias que nos caerían encima si no ganaba el Sí, como vive en su nube particular, pensó que este triunfo era exportable a Europa porque él es el que ha llevado a España al corazón de Europa.

 

Él, el que siempre gana, el de las panfiladas más ingeniosas, sigue sin darse cuenta que en nuestro país la gran vencedora fue la abstención y en Francia aunque también les pronosticaron las furias de averno si votaban que No, no hicieron caso de los politicastros de turno, estuvieron mejor informados que nosotros porque no les soltaron a los Morancos, a los del Río, Ramoncín, Gabilondo, Loquillo.... para explicarles con toda la sabiduría del mundo lo que debían votar, ellos tuvieron debates en los distintos medios de comunicación teniendo la oportunidad de tomar con conocimiento de causa su decisión personal.

 

¡Oh sorpresa!, después de tanto mal fario, ahora resulta que el triunfo del No, no es grave, es sólo un contratiempo, no tienen un plan B, pero no pasa nada. Es lamentable como juegan con los ciudadanos a gusto y placer, se ríen en nuestras narices, venden humo y la gente se lo cree, la vida termina por poner a cada uno en su sitio y ya está empezando a hacerlo.

 

El ridículo que hacemos en el extranjero no tiene nombre, el Presidente más solo que la una, ya nos va avisando de lo poco o nada que nos va a dar Europa, el demagogo Pepe Blanco y su colega Trinidad Jiménez nos dan la solución mágica, la del “abra cadabra” y es que se repitan las votaciones en Francia.

 

Se deben de creer que los franceses son como los progres de este país que repiten votaciones en el Congreso de los Diputados hasta conseguir ganarlas, ¡ Qué gobierno! pero no nos quejemos, tenemos lo que nos merecemos.