Miércoles 07/12/2016. Actualizado 12:04h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

Y los “sin vacaciones”, ¿qué?

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Señor director:

 

ZP y muchos izquierdistas y "progres" se caracterizan por practicar la retórica de lo social y la gramática parda de lo individual, de ir a lo suyo, a lo de su familia. Vamos, que predican, pero no dan trigo.

 

El verano divide a los españoles en dos. Los que veranean y los que no pueden hacerlo por motivos económicos. Esta división es más real que la que pretenden interesadamente los políticos alucinados de derechas e izquierdas, que nos toman por despistados y fomentan esa fe religiosa pero en la política. La vida es dura. Unos veranean y otros no. El presidente Zapatero es de los que veranean, y a todo lujo, y por la cara. Poco o nada pagará de su bolsillo, y se aprovecha, que actúa como si los dineros del PSOE y el bolsillo de los contribuyentes fueran sus cortijos y el mismo su cacique. ¡30.000 euros cuestan sus vacaciones de 22 días en Menorca!. Cinco millones de pesetas gastados en 22 días. Bueno, se lo merece que para eso hay muchos que lo votan aunque no veraneen.

 

En otro caso extremo es el testimonio de Ana Ranea, de Málaga, que ha contado su historia a los medios: "mi marido trabaja por 700 euros al mes mediante una ETT (empresa de trabajo temporal), y en dicha cantidad están incluidas vacaciones y pagas extra. Yo no trabajo, por lo que no percibo los 100 euros mensuales que prometió el ministro Caldera para todas las madres, esa glamorosa promesa incumplida. Además, tenemos dos hijos de 3 y 2 años respectivamente. Comprar el periódico, tomar un café o jugar un euro a la Primitiva son lujos para nosotros que no podemos permitirnos todos los días".

 

La familia de Ana Ranea está a la espera de las promesas de ZP: Por ejemplo, la de 180.000 viviendas anuales de protección oficial, ¿ o pasará como con los 800.000 puestos de trabajo que prometió Felipe González?