Viernes 02/12/2016. Actualizado 17:20h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

Aman la libertad

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Dicen que están en contra del aborto, la eutanasia, la droga, la violencia y el mal humor. Aman la libertad. Les gustan grupos como Hombres G, Cómplices, Los Secretos, El Canto del Loco y Un Pingüino en mi Ascensor. Han dedicado una estremecedora canción a las víctimas del terrorismo y la sinrazón. Editaron su primer disco —y único, hasta el momento- en mayo del presente año bajo el título “Embajada de la alegría”. Denuncian que determinados medios de comunicación les han cerrado las puertas. En algunas radios sus canciones no sonarán jamás y en determinadas televisiones no hay manera de ver el videoclip “La violencia llegó”. En esas mismas televisiones se pueden ver, sin embargo, los videoclips de grupos que justifican e incitan abiertamente a la violencia. No son un grupo político ni politizado: se esfuerzan por ser un grupo de música sin más, aunque sus canciones hablan tanto de amor y desamor como de problemas sociales. Han recibido ya buena cantidad de insultos y amenazas por algunas de sus letras. Aunque no les han faltado mensajes de apoyo, cariño y solidaridad. Lo dicho: aman la libertad. El pecado original que les hace sufrir la censura del s. XXI es doble: el apellido Trillo-Figueroa y no manifestar públicamente su admiración por las concepciones de las izquierdas. En las entrevistas, se les pregunta muy poco sobre su música y mucho sobre su forma de pensar. Cosa que no les hace ni pizca de gracia. Teo Cardalda, célebre músico, vocalista y compositor de Golpes Bajos y Cómplices, ha dado una lección al mundillo musical produciendo el primer álbum de Lista Social. Que alguien con su trayectoria y popularidad, hasta ahora nada sospechoso de representar las ideas de centro-derecha, deje a un lado riesgos y prejuicios para producir el disco de un grupo como éste le honra extremadamente. Cardalda se quedó prendado de las canciones y la música de Lista Social y se ofreció a producirlos sin dudarlo. El resultado: un excelente trabajo en lo que a lo estrictamente musical se refiere. Un disco que vale la pena. La presencia de Lista Social en el panorama musical es una excelente y necesaria noticia. Se ha hablado mucho de que la cultura musical es territorio reservado casi en exclusiva a los artistas de izquierdas. Y aunque siempre he defendido que música y política deben permanecer en polos opuestos, dada la situación, es necesario y bueno que dejemos atrás los prejuicios para recibir a este grupo que, además y sobre todo, hace excelentes canciones. Y eso es lo que importa, aunque muchos no lo toleren. Miguel Hidalgoy Pedro Trillo-Figueroa —hermano del ex Ministro de Defensa- forman Lista Social. Sus canciones me han cautivado desde la primera escucha. Los juegos de voces, la ambientación pop inspirada en los clásicos de los 80 y las letras sencillas y cercanas son sus principales virtudes. Aunque sin duda lo mejor es que no provocan indiferencia. Estamos aburridos de discos que no dicen nada, que no suenan a nada. El próximo viernes 21 los que hacemos diariamente Popes80.com celebraremos en Madrid nuestro V Aniversario con una fiesta-concierto con decenas de artistas y grupos invitados. Entre los artistas que aún no hemos podido confirmar se encuentra este nuevo grupo, Lista Social, ya que han sido invitados a participar en las últimas horas. Ahora que sé que han sido censurados por motivos tan mezquinos y despreciables, deseo con mayor intensidad que finalmente puedan acudir al acto del próximo viernes 21 de octubre y ofrecernos una muestra de su música junto a tantos otros grandes representantes del pop español de ayer y hoy. Entre las incoherencias e injusticias mayores de este mundo de la música se encuentra el haber tratado de silenciar a un nuevo grupo por unos apellidos y por presentar de single una canción contra el terrorismo. Ellos aman la libertad y resultan creíbles mientras los censores se retratan con su actitud canalla. Y Teo Cardalda se corona una vez más como ejemplo de honradez y profesionalidad.