Martes 27/09/2016. Actualizado 20:26h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

Arguiñano hasta en la sopa

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La batalla por la audiencia entre Tele 5 y TVE ha revalorizado al popular cocinero vasco Karlos Arguiñano. Como todos ustedes habrán observado, en las últimas semanas se podía ver a Arguiñano a la misma hora en La Primera de TVE y en Tele 5, que fichó al cocinero para esta temporada. Los resultados han demostrado por qué TVE se resistía con fuerza a levantar las reposiciones de antiguos programas de Arguiñano.

 

Los datos son demoledores. Tras el dictamen del juez a favor de Tele 5, la ausencia del espacio “La cocina de Karlos Arguiñano” dentro del magazine “Por la mañana”, que presenta Inés Ballester en TVE, se ha dejado notar en términos de audiencia.

 

El miércoles pasado, primer día que el cocinero no apareció en la cadena pública, el programa perdió 5,2 puntos de share y cerca de 200.000 espectadores.  El espacio de Ballester tuvo que conformarse con el 23,1% de cuota de pantalla. Un dato que ha sido suficiente para superar a sus competidores de las cadenas privadas.

 

Con todo y a pesar del auto dictado esta semana, que obligaba al ente público a suspender la redifusión de “La cocina de Karlos Arguiñano”, Tele 5 no ha conseguido superarle en audiencia. Durante el primer día que ha tenido al cocinero en exclusiva, la cadena de Paolo Vasile no ha experimentado un notable aumento de espectadores.

 

“Día a día” -el programa que conduce Carolina Ferre, donde se emiten las recetas de Arguiñano- quedó por detrás de TVE con un 21,7% del share y 898.000 espectadores. No obstante, el espacio de cocina consiguió 2,4 puntos más de los que había registrado la semana anterior.

 

Un día antes, el último en que Arguiñano aparecía en TVE las reposiciones de sus recetas en esta cadena consiguieron un 32,2% del share y cerca de 1.800.000 espectadores.

 

Mucho me temo que al que mejor le ha venido toda esta guerra de guerrillas es al propio Arguiñano que, sin quererlo ni beberlo, se ha convertido en un reclamo muy rentable para cualquier cadena. Y, claro, cada vez será más “rico, rico...”, como sus platos.