Domingo 04/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

A Bambi se le quema el bosque

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La del fuego es una de las escenas más dramáticas y más tiernas de la película "Bambi". El cervatillo, todavía joven, ve morir a su madre en el incendio del bosque en el que vive. Lo pierde todo, es como si el mundo se le cayera encima. Pero acaba bien y se reencuentra con su padre que, poco después, le entregará el testigo para que enseñoree ese bosque que volverá a florecer.

 

Todo muy tierno y poético, nos hacía llorar en nuestro cine de salón de actos de colegio de frailes, los jueves por la tarde.

 

A Rodriguez Zapatero se le esta quemando el bosque. Lo que pasa es que no es su bosque: "Cuando un bosque se quema algo nuestro se quema, señor Presidente". Y además, no es un solo fuego, son varios que se pueden unir y montar algo inextinguible.

 

Cataluña, el País Vasco, Europa, "el Guerrazo" y la, más que visible, crisis del PSOE con la entrada en liza de los "solera" y una crisis de Gobierno al fondo, que cada día aparece menos al fondo para pasar a primer plano.

 

Demasiados frentes para un "bambi" inexperto y que dice sin decir y hace sin hacer.

 

Lo peor de lo peor lo tiene Rodríguez Zapatero en Cataluña. Es desde ahí desde donde le van a venir los problemas y esa posible disolución de las Cortes de la que, con tanta soltura y desparpajo, ha hablado -con toda razón- Alfonso Guerra. Los cambios en los estatutos van a traer consecuencias lógicas pero indeseables para todos. El famoso y electorero "Pascual, admitiré todo lo que Cataluña diga sobre el Estatuto", le va a pesar como una losa y las losas ya se sabe para lo que sirven.

 

El País Vasco es otro fuego. Ahí tiene el PSOE más libertad de movimientos porque Patxi López no es Maragall ni el Partido Socialista Vasco está, de momento, en el poder. Pero allí se cuecen demasiadas cosas y quizás es donde el Gobierno -no tanto el PSOE- tiene mucho que decir. El problema es si puede decirlo y si quiere decirlo.

 

Europa, la economía, las relaciones con los Estados Unidos, las disensiones dentro del mismo Gobierno, Ministros que no aguantan un telediario más, problemas con la Iglesia y con sectores importantes de la sociedad...

 

Demasiados fuegos para Bambi. Demasiadas llamas para tan poco bombero.

·Publicidad·
·Publicidad·