Domingo 11/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

Christian Lacroix ve cumplido un viejo sueño: trabajar en un museo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Todo el mundo conoce a Christian Lacroix y su trabajo como diseñador de alta costura, pero lo que se sabe menos es que, cuando era niño, con lo que él soñaba era con convertirse en convervador de museo.

Para eso se matriculó en la sección de Historia del Arte en Montpellier y, más tarde, en Escuela del Louvre en París. Todo ello antes de atrapar el virus de la moda.

Ahora, con el fin de festajar los veinte años de la creación de la casa de costura Christian Lacroix, el museo des Artes Decorativas de París le ha regalado la oportunidad de convertir su sueño en realidad. Han invitado al diseñador a elegir entre las colecciones que posee el museo, las piezas que según él simbolizan mejor la Historia de la moda.

Lacroix ha escogido casi medio millar, las ha clasificado por temas: el color, los cuadros, las flores, las rayas, los puntos, los tejidos...; ha yuxtapuesto a esas piezas 80 creaciones de su propia colección de alta costura, y hasta ha osado mezclar algunas piezas del museo con otras procedentes de su colección como si fueran nuevas creaciones.

No falta ninguna de las grandes casas de moda del siglo XX, pero Christian Lacroix ha querido rendir un especial homenaje al trabajo de un modisto poco conocido de los años treinta, Mainbocher. Sus vestidos enteramente bordados y tejidos con perlas no sólo han fascinado a Lacroix, sino también a las clientas que tuvo. Entre otras, Wallis Simpson, para la que diseñó su traje de boda cuando se casó con el Duque de Windsor.

La exposición, que está abierta hasta el 20 de abril de 2008, lleva como título “Historias de Moda”.

·Publicidad·
·Publicidad·