Viernes 02/12/2016. Actualizado 17:20h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

Cita obligada para los coleccionistas bajo la vidriera del Grand Palais

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Salón del Coleccionista acoge ocho galerías españolas, y abre sus puertas esta semana bajo la espectacular vidriera del Grand Palais

El Grand Palais acoge esta semana bajo su espectacular vidriera, la tercera edición del Salón del Coleccionista. Estos están encantados con el cambio de marco, pues la anterior edición se celebró bajo tierra, en el Carroussel du Louvre.

El Salón facilita a los visitantes y a los coleccionistas el acceso a los objetos que les apasionan y pone de relieve la riqueza de cada especialidad. Y frente a la Bienal de París, en este salón las obras contemporáneas no están excluidas.

Se dan cita una excepcional paleta de estilos, épocas y renombres. Este año hay una veintena más de expositores que en 2005, y entre los 124 participantes que hay en total figuran ocho españoles. En la sección de Cerámica y Arte del Fuego está L. Codosero; en Mobiliario-Manuscritos-Textiles-Armas y Objetos históricos están Antigüedades Linares y Artemisia Arte Antica. Los más numerosos figuran en el epígrafe de Cuadros, Dibujos y Esculturas, y son: Fine Art Gallery, Galley Desplas SL, Helena Mola, Lorenzo Martínez, y Theotokopoulos. Las secciones de Joyas y Orfebrería y Asia-Arquología, están desiertas en lo que se refiere a representación española.

Los organizadores del salón se han fijado este año unos objetivos pedagógicos ofreciendo un ciclo de conferencias sobre temas tan variados como: “La perla fina, mágica y secreta”, “Los biombos en laca de Coromandel”, “La colección de gemas de Luis XIV” o “Las grandes colecciones de arte moderno”.

También quieren valorizar el trabajo de los artesanos que se sitúa en el corazón del proceso de colección. Y para ello han reservado un espacio a dieciseis restauradores y creadores de los Grandes Talleres de Francia que demostrarán y explicarán el cómo y el por qué de su savoir-faire.

Imposible detallar todas las grandes obras que el público podrá apreciar, y que son tan variadas como un Rembrandt Bugatti (Univers du Bronze), una cabeza de Bodhisattva (Gisèle Croës), o un bargueño decorado de pinturas de Frans Franken y ornado con placas de plata repujada del orfebre Jan Rosier (Gismondi).