Sábado 03/12/2016. Actualizado 01:21h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

La Semana de las declaraciones: hablan (y cómo) Clinton, Pilar Manjón, Moratinos o Cristina Narbona

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Ya lo dijo Esperanza Aguirre en uno de sus episodios de “desencuentro fraterno” con Ruiz Gallardón: “Callado estás más guapo”. Algo así se puede decir a todos los políticos españoles a los que se les va la fuerza por la boca. La actualidad de la semana se puede seguir con toda precisión simplemente recorriendo las frases, las declaraciones, las salidas de pata de banco y los exabruptos que dicen casi todos ellos.

Ya lo dijo  Esperanza Aguirre en uno de sus episodios de “desencuentro fraterno” con Ruiz Gallardón: “Callado estás más guapo”. Algo así se puede decir a todos los políticos españoles a los que se les va la fuerza por la boca. La actualidad de la semana se puede seguir con toda precisión simplemente recorriendo las frases, las declaraciones, las salidas de pata de banco y los exabruptos que dicen casi todos ellos.

 

Una semana, pues, caracterizada por las declaraciones. Las hay para todos los gustos. Insólitas y divertidas como las de Bill Clinton cuando dice a Rodríguez Zapatero -invitándole a participar en la “Cumbre para un mundo distinto”-: Basándome en tu impresionante historial.  O cuando el ex Presidente americano afirma tan serio que España es muy popular en mi corazón.

 

Hay declaraciones rastreras y miserables como cuando Pilar Manjón dice sin ruborizarse: Mi pecado es que a mi hijo no lo mató quien ellos querían.  O cuando Puigcercós, el tonto inútil, afirma: los muertos no pueden marcar la política.

 

Hay retranca cuando Rajoy comenta: A Rato le queda media vida política... como a mí” y cuando el Alcalde de Salamanca, Julián Lanzarote, a propósito del Archivo Histórico comenta: Zapatero pretende hacer del Archivo una fechoría cultural.

 

Declaraciones chuscas y divertidas, entre el humor y la astracanada, son las de la ministra Narbona, que llega a la conclusión de que No hay nada más conflictivo que un trasvase.  Y también las del diputado de CIU Jordi Jane, que dice tan serio: La verdad es poliédrica. O el diputado Labordeta, que concluye diciendo: En este país se están perdonando demasiadas cosas.

 

Una semana de declaraciones en las que el Presidente del Gobierno se siente satisfecho y dispuesto a negociar en cuanto ETA exprese su voluntad de dejar las armas.  Todo, mientras en Interior hablan de la existencia de siete comandos repartidos por la geografía nacional y Otegi dice que su procesamiento es un invento de la Audiencia.

 

Moratinos habla poco de Marruecos y del Sahara e intenta que el desaguisado no sea considerado como tal por los ciudadanos que sienten cómo el reino alahuí se nos sube más allá de las barbas sin que en Exteriores se enteren de nada y sin que en Exteriores hagan nada.

 

El Partido Popular se enfada y no irá a “59 segundos”, y hay división de opiniones en el seno de Génova, pero a lo mejor es bueno estar callados en vez de decir tonterías y eso hay que valorarlo.

 

Una semana que empieza y acaba con manifestaciones controvertidas en número, pero suficientemente significativas para quien quiera atender la voz de la calle, como muy bien decía Rodríguez Zapatero cuando era el líder del primer partido de la oposición. ¿Se acuerdan?

 

Y una semana en la que Rodríguez Zapatero no ha logrado abrirse paso en la Europa de los “noes” entre Chirac y Schröeder, que tuvieron la ocurrencia de reunirse sin él. El alemán y el francés no leen las declaraciones de don José Blanco cuando entroniza como nuevo padre de Europa a Rodríguez Zapatero.

 

Pero sólo son declaraciones.

·Publicidad·
·Publicidad·