Martes 06/12/2016. Actualizado 01:07h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

Controlar la radio

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los españoles dedicamos una media de 369 minutos diarios (esto es, seis horas y nueve minutos) al consumo de medios de comunicación.

Los españoles dedicamos una media de 369 minutos diarios (esto es, seis horas y nueve minutos) al consumo de medios de comunicación. La cifra puede parecer una barbaridad, pero corresponde a una medición real facilitada por Bernardo Díaz-Nosty, catedrático de Periodismo de la Universidad de Málaga y director del interesantísimo informe sobre Medios de Comunicación - Tendencias 2006, que acaba de presentar la Fundación Telefónica. De esas más de seis horas diarias repartidas entre los diferentes medios que configuran lo que el autor denomina el “share multimedia diario”, el tiempo dedicado a consumo de contenidos relacionados con la información general de actualidad se queda en 56 minutos, casi una hora. Representa sólo un 15% del consumo total, pero sigue siendo una cantidad de tiempo considerable. Si ese dato reflejara la realidad del sistema de información español, estaríamos de enhorabuena: nuestro perfil ciudadano, dentro del conjunto de naciones democráticas, correspondería al de individuos que obtienen información abundante a través de diversos medios, en un entorno plural y competitivo. Una opinión pública de primera división, libre e informada. El detalle de los datos lleva a conclusiones menos esperanzadoras. En primer lugar, más de la mitad del tiempo de consumo informativo corresponde a la televisión (51,7%). Si tenemos en cuenta los consumos duplicados (personas que ven dos informativos diarios) y, sobre todo, el creciente fenómeno de la “tabloidización” de los informativos televisivos, esto es, la ocupación del espacio informativo de actualidad por contenidos sensacionalistas, sucesos, sociedad y deportes, fenómeno del que es paradigma la Antena 3 de Carlotti, nos damos de bruces con una realidad que contradice la opinión común de que la inmensa mayoría de los españoles se informa a través de la televisión. De hecho, lo que estos datos revelan es precisamente lo contrario: la inmensa mayoría de los españoles que se informan —y que representan un porcentaje reducido--, utilizan otros medios como soporte y fuente principal de la información que consumen, principalmente los periódicos diarios y la radio. Sobre el consumo informativo total, la radio representa un 27,4%, por delante de la prensa diaria, que obtiene un 16,1 por ciento. Lo interesante de esto es que, en términos de acceso y control de la opinión pública, prensa y radio se enfrentan de tú a tú. De ahí que la radio —que tiene una participación reducida en el negocio global de los medios-- genere querencias, debates e intereses por parte de quienes aspiran a ese control