Jueves 08/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

Francia rinde homenaje a Almodóvar, cineasta español elevado a la categoría de institución francesa

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Jacques Chirac brindó el martes pasado ante el Rey Juan Carlos por los “vínculos creados a lo largo de la historia” entre nuestros pueblos. Y habló, parafraseando a Rodríguez Zapatero, de la “intimidad profunda del alma” entre españoles y franceses.

La exposición que prepara la Cinemateca francesa en honor de Pedro Almodóvar, y que será inaugurada el 4 de abril, podría ser expresión de estos lazos tan estrechos. Pero mucho me temo que los brindis no sean más que palabras, y que esta exposición no sea más que una muestra de la pasión desbordante y exclusiva que sienten los franceses por el cineasta manchego.   En realidad, Pedro Almodóvar ha pasado a formar parte del paisaje cultural francés. Haga lo que haga, siempre tendrá 200 salas de proyección dispuestas a acoger sus obras. “Hable con ella” recogió 2.200.000 entradas, “La mala educación”, 1.100.000.   ¿Pero qué hay de las otras 10 ó 15 películas de directores españoles que cada año se proyectan en este país? A duras penas logran salir en diez salas porque los distribuidores no quieren perder dinero. Un ejemplo sanglante, “Héctor”, la deliciosa película de Gracia Querejeta, sólo registró mil entradas. Incluso “Mar adentro”, de Alejandro Amenábar, que venía precedida por una espectacular campaña publicitaria y la concesión de un Óscar, tuvo que conformarse con 240.000, que al lado de la expectación que despierta Almodóvar resultan casi ridículas.   Alguien se preguntará por qué hay entonces en Annecy, Nantes, Biarritz y Toulouse festivales del Cine Español. El secreto está en la comunidad de ascendencia española que vive en estos lugares y que, para no perder sus raíces, se moviliza desde hace quince años con el fin de dar a conocer la cultura cinematográfica de su país de origen.   Pedro Almodóvar está a otro nivel. Él es toda una institución en Francia. O mejor dicho, una institución francesa. El símbolo de la movida madrileña, del despertar de la sociedad española tras la muerte de Franco. Y ahora le rinden un homenaje, con la colaboración del Ministerio de la Cultura y el Centro Nacional de la Cinematografía franceses.   La exposición promete.