Martes 06/12/2016. Actualizado 01:07h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

Francia comienza a acostumbrarse a la presencia de sus políticos en las revistas del corazón

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Acusan a Sarkozy de tener gustos de nuevo rico. De querer navegar en el yate que le ofrece un amigo o de disfrutar de una vacaciones en una zona elitista de Estados Unidos invitado por otros amigos millonarios. Y todo ello, bien recogido en el papel couché.

Es evidente que la llegada de Nicolas Sarkozy está cambiando muchas cosas en Francia. Y una de ellas es la “pipolización” de la política como temen los más “serios” comentaristas.

Acusan a Sarkozy de tener gustos de nuevo rico. De querer navegar en el yate que le ofrece un amigo o de disfrutar de una vacaciones en una zona elitista de Estados Unidos invitado por otros amigos millonarios. Y todo ello, bien recogido en el papel couché.

Es cierto que lo más que han llegado a publicar de Jacques Chirac son unas fotos del antiguo presidente en pantalón y jersey disfrutando de un paseo con su nieto. Y que nunca se le habría ocurrido a Chirac dejarse fotografiar subiendo las escaleras del Elíseo en pantalón corto y la camiseta sudada tras una hora de footing. Con Sarkozy son otros tiempos. La prueba es que también él sabe ahora qué es el photoshop después de que en Paris-Match intentaran borrarle unos michelines de más que le rebosaban por encima del bañador mientras remaba, y que el resto de la prensa mundial (sí, mundial) se entretuviera descubriendo el retoque publicando las fotos originales con sus “poignées d’amour” (que es el romántico nombre que los franceses dan a los michelines y que podría traducirse algo así como “acumulaciones de amor”).

Otros que no se quedan a la zaga son los ex- Hollande-Royal. Pareja durante 25 años, padres de cuatros hijos, y cuya separación ha sido el meollo de la derrota de las elecciones presidenciales en el campo socialista. También ellos le han encontrado el gusto a las revistas del cuore. Ségolène Royal se deja fotografiar esta semana dándose un refrescante bajo en las islas Guadalupe, y el secretario general de los socialistas ocupa la portada de las revistas con su nueva compañera, robando así protagonismo a Ségolène Royal que pretendía acaparar la atención del público este fin de semana con una sonada intervención, que ha quedado ahora en un segundo plano.