Miércoles 07/12/2016. Actualizado 12:04h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

Francia se prepara para vivir la “piaf-mania”, con el próximo estreno de la película sobre la vida de la cantante

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Obtenga o no el prestigioso premio cinematográfico, “La Môme”, la cinta sobre la vida de Edith Piaf se va a convertir en una verdadera obsesión durante este mes de febrero en Francia.

Los franceses tendrán que esperar al 14 de febrero para descubrir el contenido de la última película de Olivier Dahan “La Môme” (“La chiquilla”), sobrenombre con el que la cantante Edith Piaf fue bautizada al inicio de su carrera artística. El título internacional de la película será “La vie en rose”, como la célebre canción interpetrada por Piaf.

Los primeros en poder descubrir la cinta han sido los asistentes al 57 Festival de Cine de Berlín, donde, al parecer, el público se rindió ante la película que narra la vida de la célebre cantante y que aspira a ganar la competición por el Oso de Oro, gracias en parte a la sorprendente interpretación de Marion Cotillard en el papel de Piaf. 

Obtenga o no el prestigioso premio cinematográfico, “La Môme” se va a convertir en una verdadera obsesión durante este mes de febrero en Francia.

Para comenzar, la principal cadena de televisión, TF1, consagra este fin de semana una emisión homenaje a Edith Piaf y toda su vida y obra, através del equipo que ha realizado la película. Y dos días después, estará a la venta un cofre de CDs con 100 Canciones de Piaf.

Luego vendrá el estreno en las grandes pantallas de “La Môme”, con el éxito en taquillas asegurado de antemano. Basta recordar el éxito sin precedentes de la exposición que creó el Ayuntamiento de París hace tres años para conmemorar el 40 aniversario de Edith Piaf. Y que tuvo que ser ampliada a causa de las colas interminables de visitantes que no dudaban en aguantar varias horas a la interperie para poder contemplar algunos recuerdos de esta cantante extraordinaria.

Y es que, además de estar atraídos por la impresionante voz de Edith Piaf , los franceses sucumben también ante su vida teñida de melodrama de la “Môme”: abandonada por una madre alcohólica; dejada al cuidado de su abuela paterna que dirigía un prostíbulo; o afectada, con sólo seis años, por una enfermedad que por poco la deja ciega, y que llevó a las mujeres que la rodeaban a peregrinar a Lisieux para pedir a santa Teresa del Niño Jesús que sanara a “su” niña.

Después, la vida junto a su padre, un saltimbanqui que actuaba en las calles y obligaba a su hija a pasar la gorra; sus primeras canciones en la calle; el descubrimiento de su talento por parte del director de cabaret Louis Leplée (interpretado en la película por Gérard Depardieu); sus primeras actuaciones; sus primeros discos; y el éxito a nivel internacional. El desfile de hombres por su vida, atraídos por una pequeña mujer de 1,47m, escasos cabellos y mirada triste. Las drogas para calmar dolores que la carcomían y poder salir al escenario. Y la conmoción popular tras conocer su muerte, que llevó a miles de personas a concentrarse en el cementerio del Père-Lachaise el 14 de febrero de 1963.